El Festival de Música de Morelia (FMM) estrenará en su edición 31 una sinfonieta internacional conformada con más de 30 músicos jóvenes de ocho países que harán una residencia musical en México. 

Jóvenes de Argentina, Venezuela, Chile, Estados Unidos, Cuba, Brasil y Costa Rica llegaron a Morelia, nombrada ciudad creativa de música por la UNESCO hace dos años. 

En entrevista, la directora del Festival, Marisol Arias comentó que mucha de la oferta musical tendrá lugar en espacios públicos e históricos de la ciudad con la finalidad de mostrar el pulso de la música en sus distintos géneros y de todo el mundo. 

"Morelia es una ciudad muy bonita, patrimonio de la humanidad y utilizamos muchos espacios públicos, edificios históricos para hacer los conciertos y esto generará 

ambientaciones y experiencias diferentes. Hay una serie de conciertos en la Calzada Fray Antonio de San Miguel en donde se hace una exposición de tapetes florales y ahí mismo hay conciertos durante el día, los cuales serán gratuitos", comentó. 

La música barroca y virreinal serán los géneros inaugurales con un concierto que conmemora el 80 aniversario de la presentación del Archivo de las Rosas, que es un archivo que Bernal Jiménez descubrió en el Conservatorio de las Rosas y lo dio a conocer, "vamos a repetir ese concierto 80 años después" , animó Marisol Arias. 

Entre los artistas invitados destaca Andrew Lawrence King de Reino Unido, artista barroco muy importante que tocará con artistas del Conservatorio de las Rosas, además de otros solistas de la ciudad de México.

El debut de la Sinfonieta FMM será dentro de la edición 31 del Festival, el próximo lunes 18 de noviembre, día en que se presentará con un concierto de música de cámara en Palacio Municipal, a la una de la tarde. 

También habrá un concierto de Jazz con Roberto Verástegui, y deleitarán con música del mundo un ensamble de Taiwán con instrumentos originarios, un concierto de músicos mexicanos que combinan la tecnología y con instrumentos tradicionales. 

"Esto busca traer a Morelia las principales tendencias de lo que se hace en otros lugares del mundo y presentarlo aquí con este tipo de producciones y conciertos que se logran en momentos como el Festival de otra manera no hubiera habido forma de que estos músicos se reunieran, lo que es muy enriquecedor" opinó Arias. 

Este Festival se sostiene con donaciones que van desde becas como Efimúsica del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), además de donadores recurrentes. 

“A 31 años de haber iniciado, es un Festival que la gente espera con mucha inquietud y muchas ganas, es una gran fiesta que va mucho más allá de Michoacán, esperamos espacios en donde se pueda interactuar y disfrutar en familia y todo girando alrededor de la música", finalizó.