Durante la conferencia de prensa vía streaming desde Génova, Suiza, en víspera de cumplirse los primeros 100 días desde el reporte originario de casos de una neumonía de procedencia desconocida en China, el presidente de la Organización Mundial de Salud (OMS), Tedros Adhanom, fue enfático para invitar a las fuerzas políticas de los países, tanto de parte de los gobiernos como de las facciones de oposición, a no lucrar con la crisis sanitaria global en ningún sentido e insistió en que la solidaridad política será crucial para menguar la expansión del contagio del virus SARS-CoV-2.

Ahí mismo Adhanom fue cuestionado sobre la crítica que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hizo de la OMS a través de Twitter al asegurar que el organismo internacional a pesar de ser en gran parte financiado por Estados Unidos ha sido demasiado “chinacéntrico”.

“Como hemos dicho, este es un nuevo virus, hay mucho de desconocemos de él. Cuando comenzamos, mucha gente no sabía cómo actuar y todavía hay tanta gente que desconoce la manera de actuar ante la pandemia. Es tan contagioso como una gripe, pero, al mismo tiempo, más mortal que la gripe”, respondió y a partir de ello, enfatizó una medida primordial a considerar en este momento:

“A nivel nacional, debemos actuar más allá de las ideologías partidarias, más allá de las diferencias que tenemos. Cuando hay una ruptura entre los partidos políticos, los grupos religiosos y otras agrupaciones, es cuando el virus se fortalece para expandirse aún más. En este momento, el foco de los partidos políticos debe estar centrado en salvar a su gente. Por favor no politicen este virus”, exigió y agregó que si las facciones políticas de cada país quieren “tener más bolsas de cuerpos, entonces, háganlo. De lo contrario, por favor pongan en cuarentena la politización del Covid”.

Añadió que la unidad en cada país será crucial para contrarrestar la propagación y garantizó que sin unidad, cualquier país, incluso aquellos que tienen el mejor sistema político y económico, estarán en crisis. “No necesitan el Covid-19 para conseguir puntos políticos. Ahora más que nunca la unidad nacional es más importante si realmente nos interesan nuestros ciudadanos”.

Acciones a 100 días del brote

El presidente del máximo organismo para la salud en el mundo hizo un repaso por las acciones que la OMS ha impulsado desde esos primeros días de contagio, para instar a los gobiernos a prepararse para la pandemia y generar equipos de especialistas capacitados para investigar de inmediato los pormenores del virus con el afán de comenzar la investigación de medicamentos y vacunas efectivas.

“Hemos conseguido o recibido como respuesta más de 800 millones de dólares para el Programa Estratégico de Preparación y Respuesta, encargado de identificar las acciones prioritarias que los países deben tomar y los recursos de los que deben hacerse. Ese monto incluye más de 140 millones de dólares donados por más de 229,000 individuos u organizaciones. Han superado nuestras expectativas”, reportó.

Para garantizar al mundo que estos fondos se están usando de las maneras más efectivas, Adhanom anunció que se ha activado un portal público en el que es posible rastrear la aplicación de las contribuciones.

“Trabajamos duro para suministrar equipo médico a los profesionales de la salud en las líneas frontales. Hemos enviado más de 2 millones de aditamentos de protección personal a 133 países y nos estamos preparando para enviar otros 2 millones en las próximas semanas. Hemos enviado 1 millón de unidades de prueba a 126 países en todas las regiones y estamos abasteciendo aún más, pero sabemos que todavía se requiere más que eso”, compartió.

Además compartió que después de estos primeros 100 días desde el primero reporte del brote, la OMS ha facilitado la movilidad de profesionales de la salud para responder a la emergencia de salud global. Hasta ahora, agregó, 130 científicos, mecenas y fabricantes alrededor del mundo han firmado un acuerdo para trabajar con la OMS en el aceleramiento de la investigación de la vacuna contra el Covid-19.

Por último, declaró que esta temporada es especial para cristianos, judíos y musulmanes en todo el mundo. Sin embargo, instó a seguir las recomendaciones y consideraciones publicadas por el organismo para prevenir un contagio entre aquellos grupos de fe que durante estos días llevan a cabo distintas liturgias.