Jorge Alberto Gudiño Hernández contesta el teléfono. Confiesa que está escribiendo la tercera entrega de la saga de Cipriano Zuzunaga y que ya están en pláticas para que su personaje dé el brinco a la pantalla grande: “Hay un par de productores que están explorando la posibilidad de hacer una película de la primera novela Tus dos muertos (Alfaguara, 2017), pero hacer cine en México no es fácil ni barato ni rápido, así que quizá en 2020 o 2021”.

La segunda entrega de su serie policiaca lleva por nombre Siete son tus razones (Alfaguara, 2018). En esta ocasión, Zuzunaga deberá esclarecer el asesinato de un empresario, sin apoyo policiaco. Por supuesto, pronto descubrirá que nada es lo que parece. Al mismo tiempo, deberá ayudar a su amigo La Amarilla Nelson en una venganza personal y deberá resolver la relación que tiene con una mujer llamada Nat y su bebita.

“Aprendí varias cosas del personaje en esta novela. Sobre todo porque creo que aquí se amplía su rango emocional. Y lo descubrimos en la medida de su amistad con La Amarilla Nelson —está dispuesto a hacer cosas por él—, y se insinúa un su posible enamoramiento con Nat. Se van mostrando sus complejidades. El tipo es malo pero tiene sus destellos. Sin un afán de justificarlo, sus actos son producto de lo que ha aprendido en las fuerzas policiales”.

“No me gustan los personajes buenos, sin embargo, me ocupo de ponerlo en situaciones en que se convierte en el salvador o donde se hace un guiño de que podría ser el salvador, pero no me iría a cenar con él. Hay malos que son mucho peores que él... Pero de pronto están Nat y la niña, que son producto de una cultura de violencia y miseria, y él se convierte en el gran salvador, aunque en un momento dado se plantea, moralmente hablando, que podría hacer lo que quisiera con ellas, pero no lo hace”, nos dice al autor. 

La novela de Gudiño Hernández es una historia que refleja diversos vicios humanos y de la sociedad, y aunque también muestra un sistema corrupto, no es propiamente una novela de corte político: “Sí dije, vamos a denunciar las cosas malas pero no desde la política dura sino lo que pasa a nivel piso. A veces pensamos que un candidato dijo esto o dijo lo otro, pero no nos ponemos a pensar en lo que pasas en las pequeñas oficinas de gobierno, con los dos patrulleros que dan vueltas en la colonia, o los pequeños sujetos con autoridad y ejercicio de poder que también están sometidos. No están hasta arriba, están en medio o hasta abajo, y hay tensión en ambas partes”.

Ahora que la segunda entrega de Zuzunaga está a la venta, Gudiño Hernández siente que ya puede decir que es escritor policiaco. El autor no pretende que la saga se extienda mucho, quizá llegue a hacer cuatro o cinco entregas en total: “Quiero que se entienda la vida de Zuzunaga a partir de que llegó a la Ciudad de México en la primera entrega y que termine con algo que tenga que pasar para que salga de la ciudad”, finalizó el escritor.

@faustoponce