México tiene una gran variedad de plantas y especies que son apreciadas a nivel mundial; en el estado de Chiapas se da una de ellas, que, a través de buenas prácticas, está por alcanzar mercados como el holandés, uno de los más difíciles de conseguir.

Se trata de la palma camedor, cuyo follaje es ampliamente utilizado en arreglos ornamentales y en algunos procesos industriales, por lo que comercialmente tiene gran demanda nacional e internacional. Esta especie representa una alternativa viable para optimizar el uso del recurso del suelo, obtener ingresos adicionales y reducir los riesgos económicos que representa la siembra de especies en forma de monocultivo.

Esta especie mide hasta dos metros de altura, pero generalmente son más pequeñas y crecen en lugares sombríos y protegidos. Los tallos miden entre 80 milímetros y 1.5 cm de diámetro; mientras que las hojas miden desde cuatro hasta 80 centímetros de longitud. Estas plantas generalmente se cultivan en los terrenos de baja altitud y requieren de lluvias de moderadas a abundantes, es decir, entre 1,500 y 3,000 milímetros al año.

Dos propósitos

Rubén de Jesús Mandujano Rivera, miembro del Grupo de Palmeros Oro Verde en la Reserva de la Biósfera La Sepultura, asegura que con una planta tan noble, aquí se hacen dos trabajos de manera colectiva, uno de conservación y otro de sustento a los hogares .

Mientras caminamos por el área de plantación en medio de la sierra Morena, Rubén nos explicó cómo este mercado verde ha traído nuevas oportunidades a una tierra donde las carencias eran el pan de todos los días: Nuestro grupo se compone de tres ejidatarios y 17 compañeros pobladores, de los cuales ocho son mujeres; nos dimos a la tarea de rescatar terrenos que antes eran cafetales y que, por problemas de la roya, se talaron y quedaron abandonados, además de potreros y áreas de maizales.

Como grupo, compramos estas parcelas y se les dio un uso diferente . Al día de hoy, tienen cinco parcelas en producción que han rescatado y 30 hectáreas en población silvestre, es decir, que las palmas se encuentran cada 15 o 20 metros sin tocar ninguna otra especie que habita el bosque.

Asegura que esta planta les ha favorecido, pues se cultiva en el monte, en el área del bosque mesófilo a 1,600 metros de altura y se cultiva en un 95% de sombra, no se necesita hacer tala .

Nos comentó, orgulloso de su trabajo, que cada rama tiene de cuatro a seis hojas; esto permite sacar de tres a cuatro paquetes, cada paquete tiene alrededor de 600 hojas que equivalen a 200 pesos, eso es el ingreso de un trabajador de palma.

Asegura que la mejor época para vender es semana santa, pues en estos días la demanda sube hasta 1,000 paquetes.

Por la parte ambiental, don Rubén agrega que afortunadamente esta zona no sufre de plagas, ni enfermedades y que, a pesar de encontrar dificultades, ellos han trabajado soluciones prácticas, por ejemplo, en el 2015, con el cambio climático, percibimos una baja de agua, nuestra solución fue plantar franjas a la orilla de los arroyos, para que no les falte el agua a las plantas y éstas respondieron de manera excelente .

Alexer Vázquez Vázquez, director de la Reserva de la Biósfera La Sepultura, añadió que además, esta iniciativa ha logrado que no haya erosión en estas laderas, retener el suelo y evitar que el agua se escurra de lleno y sólo haya infiltración que mantenga los ríos. Esto contribuye al servicio ambiental y se conserva el hábitat de muchas especies. Esta zona, incluso, ha monitoreado avistamientos de puma, jaguar y venado lo que ha mantenido la biodiversidad .

Aunado a ello, hace poco se hizo un estudio de la genética de las plantaciones de palma camedor y encontramos una diversidad genética impresionante, es decir, estas plantas son propias para entrecruzarse sin problema alguno, lo que indica que los polinizadores (aves o insectos), están presentes en la región generando una condición de hábitat sana e interesante , dijo.

Por su parte, don Rubén aseguró que, para este trabajo, se han acercado a nosotros la Conanp, Semarnat, la Conafor y Redd +. Éste es un apoyo que nos ha permitido producir en nuestro vivero hasta 40, 000 plantas al año, para después llevarlas a sembrar al monte .

Es un trabajo, que según don Rubén, no es difícil, pero requiere de iniciativa, paciencia y amor a lo que se hace.

A la conquista de nuevos mercados

Don Rúben explicó, mientras se acercaban el presidente de la asociación y su padre: Iniciamos vendiéndole a Continental, una florería de Estados Unidos. Actualmente nuestra meta, que ya no vemos lejana, es exportar la planta a Holanda, que es donde el follaje es mejor pagado .

Agregó: Hemos logrado la calidad y las condiciones para aspirar a esos mercados, y pensamos así porque en el mercado local no ha importado la calidad, sino la cantidad .

Por último, Alexer Vázquez añadió que el follaje de la palma camedor es muy vistoso y brillante, por lo que el mercado de Suiza o Alemania, por ejemplo, tienen sistemas de certificación muy fuertes;, sin duda, lo que se hace en estas zonas, logra esos estándares .

[email protected]