Promover la lectura para detener la absurda violencia , dijo la secretaria de Cultura del Distrito Federal, Elena Cepeda, a sólo 24 horas de haber sido asesinado a balazos el candidato por el PRI al gobierno de Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú.

Si el gobierno no apoya la cultura no se va a terminar esta absurda violencia , indicó la funcionaria en la instalación del Consejo Consultivo de Fomento a la Lectura y el Libro, en la ciudad de México, en cumplimiento del artículo 22 de Ley de Fomento para la Lectura y el Libro del Distrito Federal.

Frente a escritores, editores, libreros, y funcionarios, la Secretaria de Cultura dijo que es necesario formar ciudadanos bien informados y que lean para poder imaginar una sociedad mejor .

Cepeda dijo que debe haber más libros y menos armas. Ustedes los reporteros deberían investigar cuánto se invierte en la cultura en los estados y verán, se van a sorprender , expresó.

Está científicamente comprobado que cuando hay más lectores, hay menos niveles de violencia, dijo Lorenzo Gómez Morin, de la Fundación Mexicana para el Fomento de la Lectura.

Creo que es una apuesta necesaria e imprescindible, a largo plazo, apostarle a la lectura como uno de los medios para formar ciudadanos que vivan dentro del Estado de Derecho , agregó.

El veterano librero, Miguel Ángel Porrúa, rechazó que la aspiración de eliminar la violencia con libros sea simple demagogia cultural y dijo que la instalación del Consejo Consultivo de Fomento a la Cultura en la Ciudad de México es una acción urgente .

México sufre por otros dos flagelos: Uno de ellos es la ignorancia, el otro es la pobreza , explicó la académica de la UNAM, Elsa Margarita Ramírez.

La Evidente falta de interés

La instalación del Consejo Consultivo de Fomento a la Lectura de la Ciudad de México, la mañana del martes, empezó mal: sin la presencia de los asambleístas, la presidente de la Comisión de Cultura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Edith Ruiz, y del presidente de la Comisión de Educación de la Asamblea Legislativa, Octavio Guillermo.

Pero a quién se le descuenta

Entre las primeras acciones concretas del Consejo Consultivo se realizará un encuentro de fomento a la lectura, el 18 de julio.

También se planteó la idea de crear una tarjeta del lector, similar a la tarjeta de la leche Liconsa, con la cual los jóvenes tengan descuentos por los libros, o cualquier consumo cultural en el DF. Pero aquí empezaron los problemas.

¿Por qué nada más para los jóvenes y no para todos?, dijo, muy indignado, uno de los delegados.

¿Y a quien se le va a cargar el descuento de la tarjeta?, preguntó el editor Marcial Fernández.

A los libreros no, porque somos los que más perdemos , dijo rápido Miguel Ángel Porrúa.

Que el Estado invierta más en la edición de libros, dijo Gómez Morin.

Mejor, que se vendan a 10 pesos los libros que se quedan en bodegas, dijo el escritor Hernán Lara Zavala. Que no se regalen, porque lo regalado no es apreciado .

¿Los mismos problemas?

Un estudio de la Organización Estados Iberoamericnos destaca como principales problemas de los planes de lectura que se hacen en la región que a) se enfocan en el gusto por la lectura y no por el desarrollo de comprensión lectora o, a nivel más básico, la alfabetización; b) no se hace énfasis en la formación de maestros aunque se reconoce su importancia, y c) la falta de presupuesto aunada a las trabas de gestión y burocracia.

[email protected]