Más de 80,000 personas han visitado la exposición Fernando Botero: Una celebración , en el Palacio de Bellas Artes, de la capital mexicana, la cual abrió sus puertas al público el pasado 29 de marzo, y que reúne 117 piezas de uno de los artistas colombianos de mayor proyección mundial.

Este día, en el que celebra 80 años de vida, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), también lo recuerda por su particular estilo de volumen figurativo, con siluetas desmesuradas y sensuales, que han cautivado a personas de distintas generaciones y que han hecho de sus piezas una obra inconfundible.

La celebración por los 80 años de vida del artista, oriundo de Medellín, Colombia, comenzaron con la exposición de su obra y esculturas en el Bastión de mármol , la cual ha convocado a más de 80,000 personas, y la publicación del libro- catálogo, que lleva el nombre de la muestra, editado por la Fundación Maru Street Jenkins y el Conaculta.

En Fernando Botero: Una celebración , la hija de botero, Lina, y el Premio Nobel de Literatura 2010, el escritor peruano Mario Vargas Llosa; explican que fue en un parque de la Ciudad de México, en 1956, donde creó la primera imagen adulterada en sus proporciones: una mandolina.

Como todas las leyendas, ésta debe tener algo de cierto, en todo caso, la primera vez que aparecen en sus telas de manera sistemática personajes de cuerpos inflados es en la exposición de la Unión Panamericana de Washington, en la que exhibe 34 cuadros pintados en el año que pasó en México , detalla el Nobel de Literatura peruano en el texto denominado La suntuosa abundancia .

Y asegura en líneas siguientes que el atractivo y la fuerza en la obra de Botero deriva de su cromatismo y su destreza técnica, pero no significa que los temas le sean prescindibles, aunque valgan por su maestría pictórica, son parte irremplazable de la originalidad del artista: suscitan en nosotros ideas y sueños; nos ayudan a situarnos en el mundo en que vivimos .

Para Carlos Fuentes, quien también participa en el libro catálogo con el texto Mujeres , las mujeres de Botero no son gordas, son espacio. No son glotonas de dulces y pasteles. Tienen hambre de espacio .

A pesar de que el artista octogenario fue duramente criticado en la década de los 60, en la actualidad sus obras lo ubican en el mercado de arte como el artista latinoamericano vivo mejor cotizado, al romper los topes de venta en subasta con sus obras Los músicos , valuado en poco más de 20 millones de dólares y Bailarines , escultura que se vendió en un millón 760,000 dólares.

Sin embargo, ha llegado a comentar la hija del artista, ganador de una gran cantidad de reconocimientos, que más allá de la popularidad y éxito comercial de su padre, es su voluntad de mantenerse fiel a sus convicciones artísticas, sin importarle lo que piensen los demás , lo que lo mantiene en el gusto de la gente.

Fernando Botero: Una celebración , continuará abierta al público en el Museo del Palacio de Bellas Artes hasta el 17 de junio, mientras que el catálogo, coeditado por la Fundación Mary Street Jenkins y el INBA/Conaculta, ya está a la venta.

klm