Pese a que era la candidata más sonada para presidir la Comisión de Cultura y Cinematografía en San Lázaro, la diputada plurinominal, actriz, dramaturga, teatrera y activista feminista Marisol Gasé confirmó a El Economista este viernes que no busca esa presidencia, sino que es aspirante a encabezar la Comisión de Igualdad de Género.

No obstante, confirmó que “por supuesto”, consideró presidir la Comisión de Cultura. “Las diputadas y diputados hicimos un ejercicio extraordinario para indicar lo que queremos proponer para el país y lo que podemos aportar según nuestro conocimiento. Con base en eso, prioricé lo que conozco, que es Igualdad, para ser la presidenta y la secretaria, al igual que Cultura, también para presidirla o ser la secretaria, así como Derechos Humanos. Pero lo que sí te puedo decir es que lo que más puedo hacer y donde más puedo servir es en Igualdad de Género. Ahí es donde encuentro el espacio propicio”.

A la pregunta de si hubo un ofrecimiento o un acuerdo desde Morena para darle la diputación plurinominal con la presidencia de Cultura como parte de la oferta, Gasé dijo: “No hubo tal cosa, no hubo esa idea con invitación, no me ofrecieron la presidencia de Cultura para entrar como diputada. No tengo por qué quedar bien con nadie. Sí, se ha generado ruido, y por supuesto que si me invitan a la parte de Cultura le entraré con ganas. Pero donde esté, donde me pongan, como presidenta, secretaria o integrante de cualquier comisión, voy a trabajar con las mismas ideas y congruencia”.

Sobre si Cultura fue la primera opción para ella en algún momento de las últimas semanas añadió: “fíjate que Cultura no. Por supuesto que todo el mundo me preguntaba: ‘vas a Cultura, ¿verdad?’. Y por supuesto que tengo todas las ideas del mundo y conozco muy bien el proyecto de los Semilleros Creativos de Cultura federal, pero ya no puedo estar porque soy funcionaria”.

En cambio, dijo que desde tiempo atrás se interesó en dar continuidad con el trabajo de la anterior presidenta de Igualdad de Género, Wendy Briceño: “hizo un trabajo durísimo, presentó iniciativas impecables, se reunió con miles de personas. Es una mujer incansable. Tan buena es que se la llevaron para Desarrollo Social de Sonora. Y quedó vacante ese espacio (la presidencia de la comisión). (Wendy Briceño) platicó con todas las mujeres que queremos igualdad y la encomienda es continuar con el proyecto”.

Como integrante de la cultura, viniendo del teatro, del cabaret, las artes escénicas, que han sido de las disciplinas más golpeadas por la pandemia y menos favorecidas por la virtualidad, ¿por qué no se decidió por Cultura?

“Mira, donde yo esté, no es posible que me aleje del asunto cultural. Voy trabajando de la mano con mis compañeros de cultura. Estoy convencida de que habrá un cambio donde se trabaje. Entonces, si ahorita nos reunimos otra vez y decidimos que voy para Cultura y tengo los medios, lo haré. No voy a negarme a nada. Pero mi corazón ahorita está en trabajar por las mujeres”.

Consultada su perspectiva sobre las deudas históricas que hay desde la gestión pública de la cultura hacia los agentes culturales y la población, Gasé respondió: “el asunto de descentralizarla por completo. Ahora que se esté trabajando desde Tlaxcala me parece importante”. Asimismo, señaló que el anterior presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía, Sergio Mayer Bretón, “a pesar de que tuvo tan mala fama, hizo muchas cosas y trazó una línea”.

Finalmente, confirmó que será en los primeros días de la próxima semana que se definan y difundan las presidencias de cada comisión. En el caso de la de Igualdad de Género, compartió, hay una aproximado de ocho diputadas que se mantienen como aspirantes a la presidencia.

Las otras opciones para Cultura

En la edición de este viernes El Economista informó que además de Gasé, la diputada María Isabel Alfaro, reelecta por Hidalgo y actual secretaria de la Comisión de Cultura y Cinematografía, es otra de las opciones más viables para presidirla. No obstante, una fuente cercana a San Lázaro informó a este diario que la noche del jueves hubo una reunión entre cinco diputados de Morena, todos hombres, para definir la presidencia, misma que presumiblemente será anunciada el próximo martes, por lo que Alfaro también podría quedar descartada.

Ahora suenan los legisladores de Morena Pedro Sergio Peñaloza Pérez, académico y activista afromexicano por Guerrero y presidente de la organización México Negro A.C., y Marco Antonio Flores, de Zacatecas, vocalista de la agrupación de regional mexicano Banda Jerez.

ricardo.quiroga@eleconomista.mx