A partir del próximo 1 de febrero, la Dirección de Artes Visuales y el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC), ambos dependientes de la Coordinación de Difusión Cultural de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), tendrán un relevo en su administración cuando la curadora Amanda de la Garza, con 39 años, asuma la titularidad de ambos organismos en sustitución de la historiadora del arte Graciela de la Torre, quien estuviera al frente de la dirección por 15 años y quien a partir de la misma fecha asumirá la responsabilidad de la novísima Cátedra Extraordinaria Inés Amor en Gestión Cultural.

Además, será el primer relevo que ocurra en la dirección del MUAC desde su creación en el 2008, como uno de los reajustes más relevantes instruidos por Jorge Volpi Escalante a razón de su segundo periodo al frente de la Coordinación de Difusión Cultural.

En entrevista con El Economista, Amanda de la Garza opinó sobre la administración que Graciela de la Torre dejará el próximo 31 de enero, acerca de los programas en los que es menester dar continuidad y de los nuevos desafíos bajo su responsabilidad.

“Graciela de la Torre siempre ha sido una profesional de museo, visionaria en su ámbito, que ha logrado consolidar proyectos institucionales muy importantes, dotar al museo de una fortaleza institucional y también proyectarlo no sólo localmente sino de manera internacional. Y debemos continuar esa tarea: ser un museo que le hable audiencias locales y, al mismo tiempo, se plantee una programación con perfil internacional de avanzada”, compartió y agregó que, al mismo tiempo, gestionará proyectos que requieran investigaciones de largo aliento y exposiciones documentales que abonen sobre el quehacer artístico del país.

Como parte de los nuevos retos, compartió, “vamos a emprender una nueva aventura: la colección de diseño moderno y contemporáneo; un nuevo capítulo dentro de nuestra colección artística. Creemos que el coleccionismo público es una tarea muy importante que emprendimos desde la fundación del MUAC y nos toca continuar”.

Argumentó que esa colección de diseño permitirá profundizar en la cultura contemporánea en el país, de cómo este ejercicio es parte fundamental de la riqueza creativa mexicana si se observa todo el abanico de disciplinas que se adscriben al diseño

Agregó que una de las tareas en las que más que nunca se hará énfasis es en las producciones artísticas de mujeres, así como en una política con perspectiva de género tanto en la programación como en las políticas internas.

“Debemos caminar en dos sentidos: por un lado, hablar de la violencia de género, los feminicidios, que son temas muy urgentes y dolorosos en México. Por otro lado, plantear una actitud de vanguardia en el sentido de modificar los programas, poner esta discusión en el centro de nuestras políticas. En particular, en el MUAC, este año y el que viene, vamos a tener exposiciones muy relevantes dedicadas a la trayectoria artística de mujeres, tanto jóvenes como con una trayectoria consolidada. Queremos que haya claridad en la forma en cómo comunicamos, en la forma en cómo se está hablando de estos temas en los distintos programas”.

Compartió que otra de las encomiendas de la coordinación es que los proyectos tengan un énfasis en la población joven, no exclusivamente universitaria, porque “ante las circunstancias complejas que vivimos en este país, la cultura es capaz de transformar la subjetividad de los individuos y también de crear comunidad y colectividad para afrontar las problemáticas que nos aquejan”.

En ese sentido, dijo, se fortalecerán los vínculos con otras instituciones descentralizadas del campus de Ciudad Universitaria —llámese preparatorias, campus del CCH y FES, o museos como el MUCA Roma y el Museo Experimental El Eco—, para que el público allegado a ellas pueda ser alcanzado por la programación artística de la Dirección de Artes Visuales.

Por último, De la Garza explicó que una vez concretada la transición hará un diagnóstico a fondo tanto en la Dirección de Artes Visuales como en el MUAC, para poder determinar si es necesario hacer modificaciones en el organigrama.

Amanda de la Garza

(Monclova, 1981). Es licenciada en Sociología por la UNAM, con una especialidad en Antropología de la Cultura por la Universidad Autónoma Metropolitana. Desde el 2012 se desempeñó como curadora adjunta en el MUAC. Entre sus proyectos curatoriales más destacados se encuentra la XVII Bienal de Fotografía del Centro de la Imagen, La espesa savia. Ensayos equidistantes sobre zonas intertropicales (Casa del Lago-UNAM, Fundación Alzate, Colombia); A los artistas del mundo. El Museo de la Solidaridad Salvador Allende. México/Chile 1971-1977; Vicente Rojo. Escrito/Pintado y Harun Farocki. Visión. Producción. Opresión, entre otros.

MUAC, institución mexicana para el mundo

Algunas exposiciones destacadas

• Enrique Ježik. Obstruir, destruir, ocultar (2011-2012)

• Carlos Cruz-Diez. El color en el espacio y en el tiempo (2012-2013)

• Teresa Margolles. La promesa (2012-2013)

• Manuel Rocha Iturbide. Casi nada (2012)

• Akram Zaatari. El molesto asunto (2012)

• William Kentridge. Fortuna (2015)

• Rafael Lozano-Hemmer. Pseudomatismos (2015-2016)

• Anish Kapoor. Arqueología. Biología (2016)

• Yves Klein. Yves Klein (2017-2018)

• Zaha Hadid Architects. Diseño como segunda naturaleza (2018-2019)

• Ai Weiwei. Restablecer memorias (2019)

• Jan Hendrix. Tierra firme (2019)

[email protected]