“En este momento de tanta intolerancia y violencia por las diferencias de género, esta obra nos invita a reflexionar sobre la importancia de respetar las ideas del otro y abrirnos a la posibilidad de que el amor tiene muchas formas, y que todas son correctas”, nos dice Lorena Del Castillo, quien estelariza la obra Rotterdam, que reinicia temporada este viernes en el Foro Shakespeare.

La obra de Jon Brittain, traducida y dirigida por Roberto Cavazos gira en torno a Alice, quien se encuentra en otro país, en una cultura e idioma que desconoce, y quien desde hace siete años vive en secreto con su novia. Por otro lado tenemos a Adrián un hombre que vive desde hace años dentro del cuerpo de una mujer llamada Fiona.

Cuando Fiona decide comenzar con su transición, Alice deberá comenzar a realizarse diversas preguntas como ¿Quién es realmente? O si, cuando nos enamoramos, ¿lo hacemos de la persona o de su género? Y una más: ¿Qué haces cuando la mujer de tu vida resulta ser el hombre de tu vida?

“Lo mágico de esta obra es que te identificas con todos los personajes. No es un drama de telenovelas donde el malo es malo. No hay malos, ni hay buenos, todos tienen razón. Y no te puedes ir a favor de ninguno sino que te pones a reflexionar. Y eso es lo que más me gusta pues te puedes involucrar con todos”, comenta Lorena.

Para la actriz, aunque la obra tiene cierta ligereza, no es una comedia light: “Es una comedia de situación que nos invita a que respetemos las preferencia de todos. Y yo estoy de acuerdo y es una historia que me emociona contar. Tiene ciertos momentos de seriedad, pero te ríes mucho a lo largo de la obra”.

Lorena Del Castillo nos dice que fue un poco complicado interpretar a Alice, algo que le pasa a cualquier actor cuando debe representar cosas con las que se identifica: “Hay ciertas características que comparto con ella, no ahora pero sí ciertos momentos, de ciertas cosas que no he aceptado y que he tenido que trabajar”.

“Alice es una burbuja de contradicciones porque no logra aceptarse a sí misma. Es una mujer adorable y debe tener encanto, porque la mayoría de los personajes tienen un conflicto porque sienten algo por ella. Un detalle que sí se me dificultaba es que es un personaje que se interrumpe mucho. Va hacia delante y luego se detiene y entrecorta ideas. Memorizarlo era muy complicado. Hacer este personaje es un reto que no sufro, lo disfruto”.

La puesta en escena apuesta por la sencillez en cuanto a elementos escenográficos, con una iluminación tenue, nada compleja: “Con poco se hace mucho”, comentó Lorena.

Complementan al elenco de Rotterdam: Amaya Blas, Diego Cooper y Arlet Gamino. La obra se presenta todos los viernes a las 20:30 horas en el Foro Shakespeare (Zamora 7, Condesa), hasta el 18 de mayo.

@faustponce