La Compañía Nacional de Teatro (CNT) estrenó un clásico del Siglo de Oro, El perro del hortelano ni come ni deja comer, que fue escrita por Lope de Vega en el año de 1618 y ahora tendrá una breve temporada en el Centro Nacional de las Artes (Cenart), para luego concursar en España en el Festival de Teatro Clásico de Almagro 2019.

La obra fue adaptada y dirigida por Angélica Rogel, quien decidió utilizar boleros, el verso y los diálogos en español barroco para esta versión, al respecto comentó en entrevista con El Economista que tiene presente el reto que implica montar una obra escrita en el siglo XVII por lo que priorizó el lenguaje, el vestuario y el significado de lo que Lope de Vega escribió anteriormente.

“Lo que escuchamos son palabras todas conocidas, pero agrupadas de manera poco usual —en este siglo—, con una cadencia y un ritmo diferentes a los de la prosa actual, que es como ha evolucionado ahora nuestro lenguaje. Con El perro del hortelano busqué no adaptar a prosa, sino rescatar el texto casi por completo y trabajar con el ritmo y los juegos sonoros que el mismo verso propone. Hubo algunas partes del texto de las que tuvimos que prescindir, porque como era la tradición en la época muchas de esas partes estaban repetidas por las dinámicas de los corrales de comedia en los que la gente llegaba de la calles no precisamente al inicio de la presentación”, explicó.

Con estética de los años 50

En la adaptación de Rogel, la historia se desarrolla en el México de los años 50, ya que el ritmo de la poesía de Lope de Vega le recordaba la estética de las películas mexicanas de esa época que acostumbraba ver con sus abuelos cuando era una niña.

“Empezamos a revisar cómo podríamos traer esta obra al México de los años 50, a encontrar canciones que fueran con la misma melodía del montaje y asimilar el verso para poder decirlo con naturalidad. El bolero recupera un poco de ese sentimiento y esa musicalidad de la palabra. Fue un proceso muy complicado, pero luego de ver el texto original, palabra por palabra, sentimos la necesidad de expresarlo con el español de época y en verso”.

Pero, además, Angélica también comentó que hay dos maneras de adaptar un clásico del teatro, haciendo todo para llevar esa historia al presente, o como en este caso, ella situó la historia en otro momento en el que las condiciones son las mismas que plantea el texto original.

“Si tomamos un clásico tenemos la obligación de situarlo donde puede pertenecer. O lo adaptamos completamente en la situación actual o lo mandas a una época en donde el texto puede pertenecer, haces un retrato de esa sociedad. Es ahí donde se puede apreciar lo que ha evolucionado una sociedad y lo que nos falta por cambiar. Si la obra estuviera situada en este tiempo seguro se hablaría de sororidad entre mujeres, pero todavía en los años 50 no se había desatado la liberación de la mujer”, dijo la directora.

Los octosílabos contarán así la vida de una mujer independiente de la clase alta, Diana, pero todavía con el goce de algunos privilegios envidia y mantendrá una disputa con su empleada doméstica por intentar conquistar el corazón de un hombre.

“A ella hace referencia el dicho español ‘Ni come ni deja comer’ que da nombre a El perro del hortelano. La obra no sólo habla de cuestiones puramente humanas, sino que también aborda cómo funcionamos como sociedad. Es posible observar elementos vigentes en la obra, porque toca algo de la naturaleza humana: los celos, la envidia, las inseguridades y el deseo. Me parece que la distancia temporal en la adaptación permite que el público medite sobre su propio comportamiento. Tal vez si la hubiéramos traído al contexto de hoy no hubiera podido ser posible esa reflexión”, refirió.

Rumbo a España

Enrique Singer, director artístico de la Compañía Nacional de Teatro, informó que El perro del hortelano es una de las dos obras que se llevarán al Festival de Teatro Clásico de Almagro 2019.

“Somos parte de una representación muy grande de teatro mexicano que se presentará en este reconocido festival, que lleva varios años de escenificar obras del Siglo de Oro. Decidimos El perro del hortelano porque fue la primera que se presentó en dicho evento y, platicando con la directora, concluimos que sería interesante llevarla por parte de México junto con La lengua en pedazos, de Juan Mayorga”, informó.

La CNT tiene dos grandes temas por tocar durante este año: el teatro clásico y el mexicano, dijo Enrique Singer. “Lope de Vega, junto con Calderón de la Barca, es uno de los grandes autores del Siglo de Oro, pues reformó el teatro radicalmente y, al hacerlo, también lo hizo con el idioma español. A él le debemos gran parte del teatro que hacemos hoy”, concluyó el director artístico.

El perro hortelano se presentará jueves y viernes a las 8 de la noche, sábados a las 7 de la tarde y domingos a las 6 de la tarde en el  Cenart hasta el 9 de junio.

[email protected]