Se estrenó la obra de teatro Viena 19: La Sangre, un argumento escénico que desmitifica a un personaje cercano en la vida de León Trotsky durante su refugio en México, Lev Davidovich Bronstein. Situada en escenas entre 1937 y 1940, con la construcción de un imaginario estético y político de los personajes en la vida del escritor. Este montaje se presentará del 15 de mayo al 9 de junio en el teatro El Milagro.

Dirigida por Víctor Weinstock, Viena 19: La Sangre se presenta como beneficiada por el estímulo fiscal a la creación Efiartes.

El elenco está conformado por el actor Jorge Ávalos, quien interpreta a León Trotsky; Antón Araiza, como Jacques Mornard; Gastón Yanes, como Kotov; Margarita Wynne, como Natalia; Isabel Bazán, como Frida y Silvia, y el dramaturgo de la obra Emmanuel Martin con el personaje de Sheldon.

En el equipo creativo participan Ruby Tagle, encargada del movimiento escénico; Auda Caraza y Atenea Chávez, escenografía; Jesús Giles, iluminación; Brisa Alonso, vestuario, y Edher Corte, musicalización. La producción es de Gisela Sandoval con el apoyo de Paloma Robles y Elena Flores.

Homenaje a Meyerhold

El director Víctor Weinstock dijo en entrevista con El Economista que esta obra supone un homenaje a la estética del actor Vsévolod Meyerhold, quien vivía en Rusia y se opuso al realismo socialista y en 1938 cerró su teatro, un año después fue encarcelado por el rigor de las purgas estalinistas. En cautiverio se le obligó a confesar y arrepentirse de “su crimen político”, fundamento para que finalmente el 2 de febrero de 1940 fuera mandado a fusilar. En 1955, tras la muerte de Iósif Stalin, su nombre fue reivindicado y exonerado de todos los cargos.

“Esta obra es homenaje al teatro de Meyerhold que fue contemporáneo de Trotsky y Stanislavski. Él proponía un teatro no realista, jugaba a la teatralidad, al circo, al artificio y se oponía al realismo socialista, por lo que también entró en conflicto con Stalin, igual que Trotsky, y fue fusilado muy cerca del día del asesinato de Trotsky en México, por eso relacioné formalmente el teatro de Meyerhold”, describió Weinstock.

Ante la pregunta de si la obra tiene algún peso en la realidad mexicana de este tiempo, el director descartó la posibilidad porque, explicó, el planteamiento del montaje es propio de un teatro no realista, pero sí destacó que las artes escénicas funcionan socialmente como un martillo para moldear pensamientos.

“Es un sueño acariciado de tiempos atrás, de parte mía y de los dramaturgos, en el que yo me involucré hace un par de años. No tiene ningún simbolismo de algún evento histórico que esté sucediendo en nuestro país o en algún lado. Por la época sí creemos que es necesario reivindicar al arte no como un reflejo, sino como un martillo que le da forma a esta realidad”, refirió.

Viena disruptiva

Sobre el guion en el que Hugo Alfredo Hinojosa hizo revisiones para este estreno que sacará al espectador de la comodidad de su butaca. “Hugo Alfredo Hinojosa es un dramaturgo en el que yo confío mucho, cuya intervención fue cercana a lo que se llevó a escena, lo estudiamos con los actores en escena desde el año pasado, en los meses de septiembre y octubre hicimos lecturas una vez a la semana”, comentó el director sobre el proceso de montaje.

“Luego se inició el trabajo corporal con los actores en enero, y el vocal, dos meses después. Estuvimos jugando con las propuestas de Meyerhold de lanzar palabras, en divertirse, en ser juglares, histriones y no representantes de los personajes; burlarse de su personaje cuanto quisieran y pudieran”, destacó.

“No sólo trabajamos con la lujuria en la obra, cuestionamos la moralidad, la lealtad. Ser animal significa ver que se desconfía al grado de querer matar, hay un juego de dominación más sutil en Trotsky por el espacio-tiempo que ocupa el personaje. Cuando me refiero a animalidad no me refiero a que imitaron, sino que buscaron su propia animalidad de seres humanos”, finalizó.

Esta primera temporada de Viena 19: la sangre en el teatro El Milagro tendrá funciones a las 20:30 de la noche de miércoles a viernes; sábados y domingos, a las 18 horas.

[email protected]