Sudán es un lugar de guerra y crisis económica que posee un tesoro turístico sin explotar. Es el país con mayor cantidad de pirámides en el mundo, fueron construidas cerca del río Nilo, importante fuente de agua y ruta comercial hacia Egipto.

Las pirámides de Sudan sirvieron de sepulcro para los reyes y reinas de Meroe, fueron declaradas como patrimonio mundial de la Unesco en 2011, pero debido a su ubicación reciben pocos visitantes, normalmente no más de diez al día.