José Manuel López Velarde está convencido de que las barreras no deben existir, ni en la frontera con Estados Unidos, ni en la sociedad, y mucho menos en el teatro. Es con este espíritu que creó la obra The name of the game, un proyecto multinacional que fue comisionado por la sala Joe’s Pub, del Public Theater de Nueva York, para un ciclo de espectáculos.

Se hizo una lectura allá y una acá, y les pareció interesante esta conjunción para hacer un musical. Es una obra que habla sobre la identidad de género y la identidad racial. Y de la convivencia entre la tolerancia y la intolerancia. Estamos en pláticas con Teatro UNAM, ya que Lorena Maza quiere producir un musical, y estamos en medio y amarrando posibilidades de interacción. Los musicales son malos o buenos y no necesariamente tienen que ser superficiales , comenta José Manuel.

Fundada en 1998, Joe’s Pub es una de la salas del Public Theater en Nueva York donde se hace un teatro sin fines de lucro y que se caracteriza por la libertad creativa de sus espectáculos.

Estamos pensando en hacerla en inglés y en español, y quizá hacer dos versiones, una en inglés y una en español, puesto que hay una coyuntura allá, existe un interés en que se les hable a los latinos en español y en romper las barreras , comenta José Manuel, quien también nos dice que seguirán construyendo puentes y alianzas para la materialización de la obra, aunque para septiembre se hará un showcase de la misma en Estados Unidos ante diversos productores.

Pero, antes de eso, José Manuel estrenará la obra Infidelidad de Rob Drummond, para el 14 de febrero, pieza en la que él actúa y dirige: Subo al escenario a dos personas para conformar una pareja en una primera cita y para hablar del amor y de la fidelidad, y sobre el amor: de dónde viene, cómo cambia con los tiempos, si es impulso animal o es un invento .

El teatro, el arte y las barreras de la taquilla

José Manuel es de los pocos artistas que cree que el teatro puede subsistir de la taquilla: Cualquier persona que invierta en teatro tiene que hacerlo por una cuestión de amor, porque no es lo más seguro ni lo más fácil, y es poco probable que regrese dinero. Tuve este sueño de tener un espacio con una afluencia importante, de un teatro que no está peleado con lo comercial ni con lo cultural. Nuestro primer objetivo es que tenga calidad artística .

Fue el amor que le tiene José Manuel al teatro lo que contagió a Óscar Carnicero y lo animó a participar en este proyecto, que cumple apenas tres años: Es un año decisivo, porque vamos a entrar al tercer año, que es cuando un proyecto se consolida económicamente, y con un lugar dentro del público. Han sido años de mucho aprendizaje y de tener que seguir inyectando dinero y demás. Esperamos que este año La Teatrería esté posicionada y que eso se traduzca en una consolidación económica y de programación .

La Teatrería cuenta con cuatro espacios artísticos: La Sala A, que, podríamos decir, es el espacio central; la Sala B, donde se presentan propuestas más arriesgadas y que recientemente recibió una beca del Fonca de apoyo a espacios independientes; un Pink Malquita es un karaoke donde también se presentarán shows de cabaret y de stand up y un aparador que da a la calle, donde se presentan piezas al público que va pasando, que denomina teatro de aparador y que son gratis; éstas tienen una duración de 10 minutos y se hacen poco antes de que empiecen las funciones de las salas. Además, cuenta con una cafetería, el patio, que es cafetería-restaurante, y un espacio académico (el estudio) donde se dan talleres.

Por último, José Manuel confía en que La Teatrería puede hacer un teatro que pueda vivir de una taquilla y al mismo tiempo tener un valor artístico , además de que está convencido de que su proyecto contribuye al desarrollo cultural y social de la colonia Roma, espacio donde ha vivido por muchos años.

Para conocer la oferta de La Teatrería (Tabasco 152, colonia Roma), entre a www.lateatreria.com.

@faustoponce