Calles y avenidas de la Ciudad de México lucen vacías a pesar de que el Gobierno ha dicho que no es momento de tomar medidas extremas por la presencia del coronavirus Covid-19.