La tarde de este lunes, con la presencia de la familia del expresidente Lázaro Cárdenas del Río: Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, Celeste Batel de Cárdenas, Lázaro Cárdenas Batel, Cuauhtémoc Cárdenas Batel y Camila Cárdenas Batel, la secretaria de Cultura federal, Alejandra Frausto Guerrero, y la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, encabezaron el acto protocolario de inauguración de la Casa Presidencial Lázaro Cárdenas en el Complejo Cultural Los Pinos, en el marco del 50 aniversario luctuoso del expresidente de México.

“Los Pinos se fundó como el espacio en donde viviera la familia presidencial, este espacio que empezó en esta casa que tiene la dimensión más coherente, fue creciendo y tomándole espacio al Bosque de Chapultepec. Se convirtió en otra especie de castillo, más adelante”, dijo Frausto Guerrero antes de referirse a Cárdenas del Río como un luchador por la soberanía del país y lo recordó como fundador de instituciones entre las que se encuentra el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

“Para celebrar el legado, abrimos hoy para el pueblo de México la Casa Presidencial Lázaro Cárdenas para que las generaciones que se están formando se formen con esos ideales de justicia, libertad y soberanía. Aquí podremos sentirnos como lo que somos: orgullosos herederos de su obra y su pensamiento”, añadió la funcionaria.

De esta manera, a partir de la fecha, el espacio fundacional fungirá como museo de sitio con un montaje dinámico y audiovisual que expone “El hombre y su tiempo”, una investigación que integra la historia cultural de Lázaro Cárdenas y su administración pública entre 1934 y 1940. Su contenido va desde documentos facsimilares, reproducciones de cuadros y bocetos de distintos artistas. Además, contiene libros y testimonios sonoros de la época cardenista, así como testimonios orales, mapas, planos y objetos de la época.

 

Foto EE: Cortesía Secretaría de Cultura

“Si estos árboles hablaran nos contarían las decisiones históricas que se convirtieron en los grandes acontecimientos que se vivieron en este lugar, nos hablarían de la decisión del general Cárdenas, recién electo, para construir este lugar y abandonar el Castillo de Chapultepec como lugar de la residencia oficial de los presidentes por su opulencia y por el reflejo del segundo imperio (…) Si las paredes hablaran, seguramente nos contarían de su generosidad al recibir al Exilio Español y de la brillante decisión de crear el Instituto Politécnico Nacional. Hoy la Secretaría de Cultura hace que las palabras hablen, que nos digan para no olvidar”, dijo Sheinbaum Pardo en su uso de la palabra.

A nombre de la familia, Cuauhtémoc Cárdenas Batel, nieto del referido, leyó algunas de las anécdotas en torno al expresidente, como aquella historia de por qué nombró Los Pinos a la recién creada residencia oficial, así como el abandono del Castillo de Chapultepec, puesto que “resultaba una ofensa para el pueblo” al ser la casa del jefe de Estado.

“El espíritu republicano con el que fue concebida esa casa presidencial fue primero abandonado y posteriormente, francamente, traicionado, y con el tiempo algunos de sus ocupantes convirtieron la casa presidencial en un reflejo de su megalomanía, un retrato de sus delirios de grandeza y teatro de sus frivolidades; levantaron muros para esconder la rapiña y alejarse del pueblo, pero la historia ha puesto y pondrá a todos en el lugar que les corresponde”, dijo Cárdenas Batel.

Reiteró la disposición del Centro Lázaro Cárdenas y Amalia Solórzano de establecer una estrecha relación de colaboración con el nuevo recinto e instó a invitar a instituciones públicas y privadas que fueron parte de su proyecto de gobierno a colaborar con el enriquecimiento de lo propuesto por este museo.

En el acto también estuvieron presentes la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; Luis Cresencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional; Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública; Graciela Márquez Colín, secretaria de Economía; Miguel Torruco Marqués, secretario de Turismo, entre otros funcionarios del gobierno federal y capitalino.

Acto seguido, los ahí presentes efectuaron el primer recorrido por el recinto.

ricardo.quiroga@eleconomista.mx