Un total de 57 tumbas del antiguo Egipto, muchas de ellas con sarcófagos de piedra pintados y conteniendo en su interior con una momia, fueron descubiertas por arqueólogos de aquel país africano en Lahoun, localidad de Fayoun, a unos 100 kilómetros al sur de El Cairo.

Las tumbas más antiguas datan aproximadamente del año 2,750 antes de Cristo y según estableció el Consejo Supremo de Antiguedades, 12 de ellas pertenecieron a la décima octava dinastía que gobernó a Egipto durante el segundo milenio antes de nuestra era.

Zahi Hawaas, director del referido organismo, señaló que las momias están cubiertas con lino decorado y textos religiosos del Libro de los Muertos, además de escenas que exhiben a las antiguas deidades egipcias.

En 2009 fueron descubiertas, en esa misma área, unas 53 tumbas de piedra de diversos períodos antiguos.

El descubrimiento de las tumbas permite obtener nuevos datos sobre las antiguas religiones egipcias, informó el Consejo Supremo de Antiguedades.