Desde el periodo de Carlos Salinas de Gortari hasta la actual administración de Andrés Manuel López Obrador, la estructura gubernamental ha sido incapaz de generar una política económica para el sector cultural, expresó en entrevista Eduardo Cruz Vázquez, coordinador del Grupo de Reflexión en Economía y Cultura (Grecu), quienes cumplen su décimo aniversario.

“El sector cultural es un ámbito de la producción que ha podido avanzar y consolidar su parte de mercado desde una total ausencia de programas y de estímulos para poder fortalecer su presencia en la economía nacional”, afirmó el experto.

Destacó que, durante los ocho meses que van de la actual administración de Alejandra Frausto, ha sido necesario replantearse el uso del gasto público dedicado a la cultura, ya que se abre la necesidad de modificar la visión que se tiene de la cultura en el desarrollo.

De manera personal, el analista dijo que lo que ve en la nueva política cultural es una “recirculación de lo que ha sido una preocupación central del país a lo largo de su historia moderna. Vivimos una restauración de la política asistencial, populista de aire comunitario, que caracterizó muchos de los primeros años del régimen priista y posrevolucionario. Ésa es la apuesta de López Obrador y Frausto en este ámbito, regresar al núcleo comunitario para promover los bienes y servicios culturales para hacer accesible el derecho a la cultura”.

Esto tiene sus antecedentes, según dijo, “en el nacionalismo posrevolucionario que enarboló el PRI. Hay matices por el paso del tiempo, pero en esencia ésa fue la naturaleza entre la década de los 40 y los años 70, en que el Gobierno se esforzó en que los bienes culturales fueran accesibles a comunidades distantes y diferentes”, precisó Eduardo Cruz Vázquez.

Mencionó que, ante la contracción del gasto en los quehaceres culturales en México, no sólo en el gobierno, sino también en las instituciones de educación pública superior, y la recesión de recursos que recibían asociaciones civiles, lo que le queda por hacer a la comunidad es organizarse.

“El recurso que nos queda ante la ausencia de una política pública económica del sector, es organizarnos como sociedad civil con el sector productivo y el empresariado cultural, para tratar de impulsar un pacto para la productividad y tratar de incidir en la estructura de gobierno para que en la parte que le toca se genere política pública y un paquete de estímulos y de medidas para que el sector cultural pueda seguir aportando al desarrollo económico del país”, argumentó el promotor cultural.

El Grecu se reinventa con un pacto

Uno de los puntos que el coordinador de Grecu detalló fue el pacto al que convocarán en las próximas semanas. “Uno de los ejes fundamentales de esta nueva etapa va ser llamar a un pacto por la productividad del sector cultural. Y de cara al Paquete Económico 2020 y la elaboración del Programa Sectorial de Cultura, vamos a convocar a actores del sector privado, del sector social e instituciones de educación, y en su momento al propio ámbito de gobierno, a que juntos encontremos las maneras de mejorar las condiciones de desarrollo económico de nuestro sector”, adelantó a este diario.

El grupo que conforman al menos 26 expertos en economía y también interesados en la cultura trabaja de manera honoraria para hacer incidencia desde su colectivo, Grecu, ofreciendo investigación, análisis, asesorías a creadores y empresas con vocación para este sector sobre temas de marcos legales y de financiamiento a su creación.

“Para nosotros, el sector cultural son tres jugadores, los pequeños empresarios; lo que se conoce como el mercado cultural, todo lo que tiene que ver con el gobierno en sus tres niveles; federación, estado municipio y lo que identifico —en mi análisis— como sector social, que es donde caen todas las asociaciones civiles, y por supuesto la instituciones de educación superior, públicas y privadas”, detalló Cruz Vázquez.

Promover la importancia de la cultura en el desarrollo económico ha sido su misión desde los orígenes de Grecu, que también creó en un ambiente de crisis y pese a ello han tratado de incidir en estos tres ámbitos, recordó.

“En las políticas públicas hacia el desarrollo cultural, desde la época de Salinas, cuando comienza este periodo de modernización de la economía, existe una total ausencia de política económica para el sector, y ésa ha sido una de las principales tareas del Grecu, en que seguimos empeñados a pesar de que lo que hemos obtenido no nos termina satisfaciendo”, lamentó.

En este sentido, los logros que han identificado desde su asociación es señalar la importancia de la cultura como un sector productivo de la economía, así como enriquecer el estudio y el análisis de lo que llaman “la visión sectorial”.

Otra de sus acciones fue impulsar la cuenta satélite de cultura que se tiene desde el 2014, y diseñar y promover un modelo formativo de emprendedores culturales.

Entre los anuncios que hicieron este martes los colaboradores del Grecu por su primera década de trabajo, se encuentran el lanzamiento de un “nodo informativo”, que tendrá el nombre de Paso Libre, en donde además de los colaboradores asiduos invitarán a más personas a escribir sobre estos temas, además de un apartado de negocios que se denominará Servicios Culturales Grecu y que también se albergará en su página de internet grecumx.com.

Realizarán Foro en Casa Rafael Galván

Para efectos de analizar los pasos de la Secretaría de Cultura, el coordinador del Grecu invitó al Foro Planeación y Presupuesto para el Desarrollo, que se realizará los días 23 y 24 de julio en la Casa Rafael Galván, organizado por la Universidad Autónoma de México, la UNAM, el Grecu, y que también contará con la presencia del secretario de Cultura de la Ciudad de México, José Alfonso Suárez del Real.

[email protected]