Este miércoles por la mañana se llevó a cabo la segunda conferencia, y definitiva, para anunciar la programación de la edición 39 de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ), que, por primera vez, se llevará a cabo en dos sedes, del 2 al 10 de noviembre en Mérida, Yucatán, y del 8 al 18 del mismo mes en el Centro Nacional de las Artes (Cenart), de Ciudad de México, con Corea como país invitado de honor.

Sin embargo, pocas fueron las novedades anunciadas, sobre todo en lo referente a invitados internacionales. En esta nueva convocatoria para la prensa, encabezada por la directora de la Dirección General de Publicaciones, María Angelina Barona del Valle, se reiteraron varios de los nombres que se habían adelantado en septiembre pasado. Cuando se hizo un corte de caja, dijo entonces que había inquietud sobre la viabilidad .

Fueron reiterados el escritor e ilustrador lituano Kestutis Kasparavicius, la autora alemana Caroline Philipps, la también ilustradora chilena Paloma Valdivia, el escritor belga Bart Moeyaert, último ganador del Astrid Lindgren, así como el argentino Daniel Divinsky, editor de la emblemática historieta Mafalda, y el artista mexicano residido en Italia Gabriel Pacheco, reconocido internacionalmente.

Además se destacó, de nueva cuenta, la presencia de los autores mexicanos Francisco Hinojosa, con su nuevo libro Inchi farofe; Alberto Chimal, con la novela distópica mexicana La noche en la zona M; Verónica Munguía, que presentará El rey de Jerusalén, ilustrado por Gabriel Pacheco, y Antonio Malpica, quien fue elegido embajador 2019 de la FILIJ.

Por parte del país invitado, Youngdoo Park, representante de la Embajada de Corea en México y director del Centro Cultural Coreano en México, adelantó que el país ofrecerá una selección de seis personalidades coreanas, tanto autores y editores como ilustradores, entre ellos, Young Sook Moon, autora de Los niños del Henequén, una historia sobre niños inmigrantes coreanos en Yucatán.

Consultada por El Economista sobre el costo final de la ejecución de ambas ferias, Barona del Valle explicó que “estamos todavía viendo el tema de costos. Al terminar ambas ferias tendremos el corte de caja final, pero estamos en alrededor de 21 millones de pesos entre las dos sedes”.

Detalló que hasta el momento, para la edición capitalina, se tienen registradas 358 visitas escolares. “Hemos procurado las visitas de escuelas públicas, sobre todo de la zona periférica, instituciones en condiciones económicas más difíciles”.

Por su parte, Rafael Morcillo López, director de la FILIJ en Mérida, explicó cómo se resolvió la logística para el traslado de 29 toneladas de libros a la capital yucateca, mismas, que, confirmó, llegaron este miércoles vía terrestre, aunque no estuvo en posibilidad de ofrecer la cifra exacta de ejemplares. “Cuando ya tienes dos o tres ediciones puedes dar esos datos con mucha facilidad (la cantidad de libros), pero estamos concentrados en organizar la feria, las actividades y el montaje”, explicó.

Agregó que Educal y el Fondo de Cultura Económica hicieron posible el traslado de ejemplares de más de 40 expositores. “Algunas editoriales no alcanzaron a llegar porque estaban atendiendo las ferias del libro del zócalo y de Oaxaca. Dijeron que ellos harían el esfuerzo por su cuenta, pero ya apartaron los estands y están plenamente confirmados”.

Todas las actividades en ambas sedes serán totalmente gratuitas.

[email protected]