Tlaltecuhtli, la diosa de la Tierra, el monolito de mayor tamaño de la cultura azteca y el único coloreado, será exhibido por primera vez a mediados de junio en el DF tras ser descubierto en 2006, informó hoy el Instituto de Antropología de México.

El monolito, datado hacia 1502, con un peso de 12 toneladas y un tamaño de 4,19 por 3,62 metros, "es el más grande descubierto" de la cultura azteca y "la única pieza escultórica mexica que conserva sus colores originales", informó el Instituto en un comunicado.

Esta pieza, descubierta en octubre de 2006 cuando se realizaban trabajos de remodelación en una casona del centro histórico de Ciudad de México, es mayor en tamaño que la Piedra del Sol o Calendario Azteca, una de los monolitos más conocidos, y que la Coyolxauhqui, que representa a la diosa de la Luna.

Con ayuda de modernas grúas y el apoyo de 20 especialistas, la Tlaltecuhtli fue trasladada en una operación que demoró 31 horas y que concluyó el lunes.

La diosa de la Tierra fue trasladada desde el sitio donde fue hallada hasta el Museo del Templo Mayor, también en el centro histórico, para ser exhibida "como la pieza estelar de la exposición "Moctezuma II", a partir mediados de junio próximo", indicó el Instituto.

Bajo un fondo rojizo, la Tlaltecuhtli representa a una figura femenina de cuerpo entero en color ocre, con cabello rizado, de su boca brota un chorro de sangre y tiene los brazos flexionados hacia arriba "en alusión a que es la diosa de la Tierra y que todas las criaturas regresan a ella", explica el comunicado.

Este monolito, al igual que el Calendario Azteca y la Coyolxauhqui, formaba parte del llamado Templo Mayor, que fue el corazón.