La idea de un paraíso terrenal se transformó, en un abrir y cerrar de ojos, en un verdadero infierno que involucraba violencia, enajenación e intentos de homicidio por parte de los seguidores del gurú Bhagwan Shree Rajneesh mejor conocido como Osho, cuando intentaron establecer una comuna en el estado de Oregon, Estados Unidos, suena a ciencia ficción, pero en realidad sucedió.

Este oscuro pasaje del “maestro iluminado” y sus seguidores es retomado por la serie documental Wild Wild Country, disponible en Netflix, que se presenta a lo largo de seis episodios en donde expone los sueños e ilusiones de un grupo de fieles seguidores de Osho, quienes pensaron que estaban cambiando el mundo. El resultado es un trabajo escalofriante que nos hace recordar la frase que dicta que el infierno está lleno de buenas intenciones.

Bhagwan Shree Rajneesh fue un líder religioso nacido en India en 1931, quien fundó un movimiento espiritual a finales de los años 60 en el que pregonaba valores como la celebración, el amor, el valor, la creatividad y el humor, los cuales pensaba que eran suprimidos por los sistemas sociales existentes.

Su movimiento y sistema de creencias crecieron de tal manera que comenzó a generar mucho dinero y a incomodar a las autoridades de su país. Es por esta razón que tuvo que escapar hacia Estados Unidos, país que vio como el lugar perfecto para crecer.

Así, pues, en 1981 el Rajneesh compró una vasta extensión de tierras en el condado de Wasco, en el estado de Oregon, donde se instaló acompañado de una enorme comunidad que intentaba ser autosustentable, de hecho, la infraestructura de la comunidad es más cercana a la de una ciudad.

La llegada de los seguidores de Rajneesh, todos vestidos de naranja, comienza a trastocar la vida en el pueblo vecino de Antelope, quienes ven con desconfianza a estos sujetos, siempre sonriendo y con una mirada extraña... tan raros que seguramente lo que hacen debe ser cosa del diablo. Así, pues, intentan disuadir y amedrentar a sus vecinos anaranjados.

En un principio, la narrativa nos hace pensar que los habitantes de este pequeño pueblo son personas cerradas, resistentes al cambio y que reaccionan de manera exacerbada llevados por la ignorancia. Sin embargo, poco a poco, los seguidores del Rajneesh justificarán las agresiones de los habitantes y lucharán fuego con fuego.

¿En qué consiste la lucha de los seguidores del Rajneesh, encabezada por su secretaria Ma Anand Sheela? En armar a la comunidad hasta los dientes, en pensar en independizarse de Estados Unidos (un estado dentro de otro estado) y realizar un par de atentados (no como los terroristas de ISIS) contra los habitantes del condado.

Lo que era una hermosa idea de amor y paz se fue transformando en una plan macabro para ganar poder y riqueza al precio que sea. Adiós los valores espirituales, lo importante para la comunidad era sobrevivir y crecer. Y nadie de la comunidad era capaz de ver que estaban comportándose como aquello que criticaban.

Mientras tanto, el Rajneesh vivía en una burbuja creada por Sheela. Aunque es difícil creer que no sabía lo que pasaba en su comunidad, quizá le era conveniente, debido a que el dinero seguía llegando a manos llenas, de tal manera que podía ampliar su colección de Rolls-Royce y seguía disfruntando de relojes que valían miles de dólares.

Wild Wild Country es una excelente serie documental que nos advierte sobre el poder de los hombres carismáticos y el horror que deviene cuando uno cree ciegamente en los mesías.

@faustoponce