Si Han Solo no puede salvar el día, ¿puede un Sith?

Después de sus primeras semanas, el potencial para más películas Solo no es tan claro como podría parecer. El rendimiento de taquilla de Han Solo ha causado mella en la mayor sorpresa de esta película: La revelación de que Darth Maul es un personaje importante para las futuras aventuras de Han.

En Rogue One había guiños y pizcas de Darth Vader, lo que permitía pensar en la posibilidad de un gran momento de Vader en la pantalla. Esta cinta mostró los mejores momentos del personaje, en los que corta y ahoga a la fuerza a través de un grupo de rebeldes. Gran parte de lo que llevó a la gente ver Rogue One fue la presencia de Vader.

Han Solo mantuvo su Sith muy bien guardado, y Disney / Lucasfilm decidió dejar que la revelación de Darth Maul fuera una sorpresa. No apareció en ninguno de los trailers u otros avisos, ni fue incluido como protagonista.

Con Han Solo, Chewbacca y una gran actuación de Donald Glover como Lando Calrissian, los exhibidores creyeron que había suficiente “fuerza” de Star Wars para lograr buenas entradas con los fanáticos.

La taquilla de Han Solo podría también haber sido víctima de los efectos de The Last Jedi, un episodio de Star Wars que fue más polarizador que festivo. Se hizo dinero con la cinta, sí, pero no todos los fans estaban contentos, especialmente los que estaban malhumorados por el papel que desempeñó Luke Skywalker, de Mark Hamill, en su muy anticipado regreso.

Si hay alguien que puede conseguir que más fans a vayan a ver Han Solo, son los geeks que de boca en boca pintan a Darth Maul como uno de los aspectos más destacados del muy criticado spin-off de Star Wars.

Darth Maul tiene un apasionado club de seguidores entre los fans de Star Wars, principalmente por la actuación estelar de Ray Park en lo que se considera ampliamente el mejor duelo de sables nunca antes visto, en Episodio 1: La amenaza fantasma. El villano también tuvo una fuerte presencia los spin-offs animados.

Muchos pensaron que Darth Maul debería haber sido el villano en múltiples precuelas, en lugar de que Anakin Skywalker se convirtiera en Darth Vader, una introducción al papel de aprendiz de Sith.

La aparición sorpresa de Darth Maul hacia el final de Han Solo significa que, en una posible secuela, éste podría desempeñar un papel importante. Más diálogos de Darth Maul y acción de espadas láser de doble filo podrían ser justo lo que necesita Disney para lograr que la franquicia de Han Solo vuelva a estar en terreno firme.

Una película a veces es sólo tan buena como su villano.