San Francisco, EU. Elon Musk, que el martes no sólo hizo historia al lanzar el primer vuelo espacial privado a la Estación Espacial Internacional (ISS), sino que anunció la entrega anticipada del primer sedán eléctrico, canaliza en ambiciosas empresas la fortuna que hizo en Internet.

Este ingeniero de 40 años, nacido en Sudáfrica y radicado ahora en Estados Unidos, ha invertido los miles de millones de dólares que hizo en la web en una serie de empresas vinculadas a la exploración espacial, el cuidado del medio ambiente y los avances tecnológicos.

Además de la compañía de ingeniería espacial SpaceX, y de la firma de vehículos eléctricos Tesla Motors, Musk dirige SolarCity, una empresa que fabrica paneles solares para residencias y comercios. Por si no bastara, gestiona su propia Fundación Musk, que centra sus labores filantrópicas en la educación científica, la salud infantil y las energías limpias.

Hijo de un sudafricano y una canadiense, Musk se trasladó a Canadá en su adolescencia y luego a Estados Unidos, donde obtuvo una licenciatura en física y negocios en la Universidad de Pensilvania.

Después de graduarse, Musk decidió no continuar sus estudios en la Universidad de Stanford y creó Zip2, una empresa que hacía software de publicación en línea para los medios de comunicación.

Ganó sus primeros millones de dólares antes de los 30 años cuando vendió Zip2 al fabricante estadounidense de computadoras Compaq por más de 300 millones en 1999.

La siguiente empresa de Musk, X.com, terminó fusionándose con PayPal, la empresa de pagos on line que el gigante de las subastas por Internet eBay compró por 1,500 millones de dólares en el 2002.