¿Sabe usted cuánto cuesta la bolsa más cara de México? En el año 2007, una empresa francesa, sacó al mercado la edición especial para celebridades y fashionistas, denominada Louis Vuitton Tribute Patchwork Bag.

Adivine en donde se vendió la primera bolsa de esta edición limitada, numerada y elaborada con un asa en cadena de oro, así como un collage de 15 diferentes aplicaciones que corresponden a las temporadas primavera-verano más exitosas de la marca. Nada más y nada menos que en México.

Fue adquirida en 45 mil 352 dólares, algo así como 600 mil pesos y hasta ahora es el secreto mejor guardado de quien es su dueña. Entrevistado por El Economista, Miguel Ángel Flores, Director General de Louis Vuitton México, dijo que de acuerdo a sus normas de confidencialidad no se puede dar a conocer el nombre de la persona que la compró, eso es un secreto , aseveró. Aunque se sabe que pertenece a una dama de la socialité mexicana.

Pero eso no es todo, con el paso de los años esta exclusiva bolsa aumenta su valor, actualmente tendría un costo en subasta de más de 100 mil dólares, lo que la convierte, según los expertos, en arte objeto . Así que no se sorprenda si algún día la llega a ver en exhibición en algún museo o galería.

Esto desde luego es una clara evidencia de que en México, las apariencias importan más de lo que suponemos. Toda mujer sueña con llegar a tener algún día una bolsa de diseñador o de marca original. ¿Por qué? La respuesta es muy simple. Una bolsa nutre el ego, la parte aspiracional de la mujer. Es sinónimo de lujo y exclusividad. A quien la porta o la luce le da un cierto estatus social, como se dice en el argot se siente soñada y realizada . Aspira a ser como las grandes socialités o celebridades internacionales, que aparecen en portadas de páginas de periódicos, revistas o internet, y que son consideradas un modelo a seguir. Los bolsos son el accesorio del cual ninguna mujer puede prescindir. Revelan la personalidad y estilo de quien lo lleva, es más, guardan los secretos de una mujer. Además los hay para todos los gustos.

A través de los años, reconocidas figuras como princesas, primeras damas y estrellas de Hollywood, han destacado por su elegancia y buen gusto.

Jackie Kennedy, la exprimera dama más famosa de Estados Unidos, impuso moda con sus bolsos de Chanel y Valentino, en raso y satén. Pero que decir cuando en 1956 la princesa Grace Kelly ocupó la portada de la revista Life, fotografiada con un bolso Hermes, desde luego el modelo fue el más cotizado de la época.

En 1965 la actriz Audrey Hepburn, apareció con el diseño Speedy de Louis Vuitton, que hasta la fecha es el más vendido en México y en el mundo, además de ser considerado un modelo icono de la marca. La princesa Rania de Jordania, tiene uno en su guardarropa.

Y qué decir de la princesa Diana de Gales. La firma Christian Dior, se inspiró en ella para crear el bolso Lady Dior. Hoy por hoy, el duelo de la elegancia y distinción, se lo disputan la primera dama francesa Carla Bruni, quien es adicta a Dior y Chanel, gusta de las bolsas de mano con asa corta, mientras que la princesa Letizia de España, en su vida diaria, se inclina por los grandes y colgados del brazo, además de que apuesta por creaciones españolas, aunque en actos oficiales y cenas de gala opta por los discretos y de mano.

De acuerdo a un estudio de la compañia Nielsen, la marca más codiciada a nivel mundial es la italiana Gucci, seguida con un empate en segundo lugar entre Chanel y Calvin Klein y el tercer lugar lo ocupa Louis Vuitton. Y es que dependiendo del estilo de vida y la región, los gustos en la moda varían. Un ejemplo de ello es que en Rusia, gustan más Versace y Prada. Según Nielsen, tanto en México como en América Latina y España, la firma más deseada es la también italiana Giorgio Armani.

La ilusión de poseer un artículo de lujo no está al alcance de la gran mayoría de la población mexicana, pero tampoco es impedimento para dejar de poseer uno. Nicole, una joven trabajadora, ahorro durante años parte de su salario para poder adquirir una bolsa de marca, lo que para ella es un logro y es que dice era mi mayor ilusión y el placer de sentir que es de tu propiedad, nadie te lo quita ni se compara con nada .

Hay quienes sí pueden y gastan enormes sumas de dinero para comprar el bolso de moda. Para la socialité Viviana Corcuera, son un accesorio imprescindible, dicen mucho de la mujer que lo porta, entre sus preferidas están los modelos de Dior. Que decir de las mujeres de la política, en nuestros días no son la excepción, cuidan más de su apariencia y se interesan por lucir más femeninas. Una de las mejor vestidas es Josefina Vázquez Mota, líder de la bancada panista en la Cámara de Diputados, quien no esconde su gusto por los diseños de Chanel, dijo a El Economista, que los bolsos son el confidente más discreto de una mujer.

En fin como dicen por ahí, los mexicanos nos pintamos solos y a pesar del catarrito que se convirtió en shock financiero, cualquiera apostaría que las marcas de lujo van en caída libre, pero no se equivoque aunque la ostentación no es un buen amigo, sobre todo en un país como el nuestro, donde el desempleo y la inseguridad van en aumento, hay ricos que desdeñan la crisis económica, ya que las ventas de estas marcas exclusivas se mantienen y es que según dijo a El Economista, Miguel Ángel Flores, Director General de LV México, son consumidores cautivos del segmento de lujo. Tan es así, que esta empresa francesa, tiene planes de expansión y en los próximos tres años, abrirá tres nuevos puntos de venta.

Y hablando de moda me viene a la mente la serie y película "Sex and the City", que gran parte de su éxito se debe a la moda, incluso los conocedores dicen que sus 4 protagonistas marcaron el antes y el después en el mundo de la moda. Y por si usted no la vio, la historia se desarrolla en Nueva York, donde 4 chicas glamorosas imponen su estilo, siempre al último grito de la moda, lo que logró que millones de mujeres en todo el mundo se volvieran adictas a las colecciones de los diseñadores y sobre todo al glam. Tener un bolso Prada ó unos zapatos de Manolo Blahnik, que cuestan 500 dólares, es su sueño. Es por eso que en las tiendas on-line en Estados Unidos, el alquiler de bolsos de marca con opción a compra se ha convertido en un jugoso negocio. ¿Cuánto tiempo faltará en México para que esa opción sea una realidad? Y así las mujeres puedan lucir chic, a bajo costo y por qué no llegarse a sentir una chica Sex and the City.