El neurobiólogo mexicano, de origen asturiano, profesor de Anatomía y Neurocirugía en la Universidad de California-San Francisco y Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2011 Arturo Álvarez-Buylla Roces aseguró que el futuro está en la biología.

La evolución nos ha enseñado la forma en que distintos organismos han resuelto los mismos problemas que necesitamos resolver nosotros, problemas de comunicación, de integración, de equilibrio y otros. La biología está llena de materiales que aún no han sido explotados, comentó el especialista y pionero del campo de la neurogénesis del cerebro.

Por lo que se refiere a la incursión de México en temas de neurobiología y biología, el científico destacó: México tiene grandes pioneros, pero a diferencia de lo que pasa en Estados Unidos, donde nos apoyamos unos a otros, aquí el éxito del vecino es la desgracia del propio . El científico dijo que además en los últimos gobiernos el apoyo a la ciencia y cultura no ha sido bueno.

México tenía una tradición científica con una inercia extraordinaria y no se ha mantenido a ese ritmo, lamentó. Los que se encargan de tomar decisiones deben atender los problemas inmediatos, pero yo creo que olvidar la cultura y la ciencia de un país es un problema gravísimo que lo lleva al atraso de generaciones, opinó.

Sobre el tema, Álvarez-Buylla, en una entrevista en 2011 con este medio con motivo de la concesión del Príncipe de Asturias, comentó:

La idea de mis maestros, que fueron pioneros en la propuesta educativa de la Investigación Biomédica, era generar investigadores que iban a ocupar los centros de investigación que se suponía se iban a formar en ese entonces. Pero nunca sucedió [...] Un grupo de nosotros intentamos regresar a principios de los 90, pero hubo complicación tras complicación y los presupuestos para montar laboratorios eran pequeñísimos .

TERAPIAS CELULARES PARA DOLOR CRÓNICO, ALZHEIMER Y PARKINSONDOLOR

Por muchos años se cre era imposible reemplazar a las células nerviosas o neuronas, actualmente, gracias al trabajo de Álvarez-Buylla entre otros, se estudia la posibilidad de terapias celulares regenerativas que pretenden ayudar a personas que padecen epilepsia, alzheimer, parkinson y formas crónicas de dolor.

Mi interés es producir el conocimiento básico para que después pueda ser útil en el desarrollo de estrategias terapéuticas, eso es lo que nos estimula , es un vasto proyecto que se encuentra a nivel de experimentación, señaló.

Álvarez-Buylla explicó que las enfermedades que se están trabajando son: epilepsia, parkinson (no para curar la enfermedad pero sí para disminuir los síntomas), alzhaimer y otro experimento prometedor tiene que ver con la medula espinal, con la idea de tratar formas crónicas de dolor que no responden a fármacos, es decir, se busca inhibir los núcleos por donde pasa la señal del dolor para que no llegue al sistema nervioso central, pero todo esto son ideas generales, aún no tenemos la cura , aclaró.

El reto es tratar de entender y reparar el sistema nervioso, dijo.

Durante su conferencia en la Semana de la Ciencia y la Innovación, donde su presencia llamó la atención, Álvarez-Buylla llamó a no pretender que la maravilla cerebral es una cualidad exclusiva del ser humano, pues la belleza del sistema nervioso se extiende por todo el mundo animal.

EN PAÑALES

Álvarez-Buylla narró que aunque hay acumulado un siglo intenso de trabajo, la neurogénesis está todavía en pañales para entender como el cerebro es capaz de tanta maravilla.

Nos encontramos en un umbral de una verdadera revolución conceptual en la neurobiología, la nueva información de los mecanismos de ensamblaje de los circuitos neuronales, estudios moleculares y estudios funcionales integrales y la identificación de las neuronas espejo presagian una nueva etapa en la comprensión del cerebro, subrayó.

El investigador explicó que se piensa que nuevas neuronas es sinónimo de curación de enfermedades neurodegenerativas, pero la cosa no es tan sencilla, primero porque existen muchos tipos de células nerviosas y solo unos cuantos se producen en el adulto.

Con frecuencia, en las enfermedades neurodegenerativas las neuronas que mueren corresponden a los cimientos del ensamblaje cerebral, por lo que se hace difícil o imposible su reemplazo , puntualizó.

Además, añadió, los mecanismos naturales de neurogénesis en el adulto no parecen estar dirigidos a la reparación del cerebro sino a su plasticidad, a darle un margen de flexibilidad que permita cambiar circuitos de acuerdo a la variable medio ambiente. Muchos de los elementos neuronales se forman en etapas embrionarias y fetales y asombrosamente perduran trajinando sin parar toda la vida.

Comentó que durante la etapa infantil es cuando el cerebro tiene esa capacidad plástica de cambiar y adquirir información del medio que lo rodea, por eso, añadió, la educación que recibe un niño de los tres a los 10 años es importantísima.

Para que México avance en estos temas ha habido voces de la comunidad científica que se han manifestado a favor de la creación de un Banco de Cerebros, lo cual el Premio Príncipe de Asturias calificó como una muy buena idea porque: Aún hay muchos secretos por descubrir y el tener esta fuente de material es indispensable .

El científico invitó a los jóvenes a no quedarse con lo que aprenden en la escuela y a los maestros recomendó inquietar a los estudiantes con lo desconocido, pues si bien es necesario atravesar la esfera del conocimiento, también lo es llegar a las preguntas de frontera y escarbar en lo desconocido.