Es leyenda. Hugo Stiglitz filmó más de 200 películas, muchas de ellas taquilleras para las que el público hacía fila afuera de los cines: Tintorera, Robinson Crusoe, Sobrevivientes de los Andes, de narcos (cuando no estaban de moda) y hasta de zombis fueron algunos de los proyectos que protagonizó el actor.

LOS VIDEOHOMES Y LA PRIMERA TELENOVELA

En los últimos años, Stiglitz se ha dedicado a hacer videohomes y se dio el lujo de hacer su primera telenovela, Cielo rojo, en la que casi pierde la vida al ser mordido por un caballo en una filmación. El jipismo es una de sus pasiones.

Recientemente trabajó junto a Eugenio Derbez en su ópera prima (Hombre de piedra) en el papel de su padre; y Stiglitz, dice en broma (o en serio) que prepara otra película: El ocaso del ruco .

Con su inseparable sombrero a la Indiana Jones y una mirada retadora, el actor habla en entrevista de las carencias del cine mexicano, de la poca memoria que tienen los cineastas nuevos y llama usurpador a Quentin Tarantino.

¿Cómo ve el cine mexicano?

No veo un cine mexicano, veo un cine gringo en español. Observo uno que quiere copiar al internacional y otro con mucha influencia de Estados Unidos.

Pero uno que defienda nuestras raíces o identidad ya no existe.

¿Y de los apoyos del Estado al cine?

El artículo 226 (estímulo fiscal para producir cine mexicano comercial) promovió a una bola de juniors queriendo hacer cine gringo en español, una vergüenza.

¿El cine mexicano no tiene identidad?

La ha perdido, no tiene valores. Existen, claro, algunos proyectos mexicanos como La vida precoz y breve de Sabina Rivas de Luis Mandoki o El Infierno, pero pocos rescatables.

¿Qué le falta al cine mexicano para gustarle a la gente?

Identidad. Antes veías filas afuera de los cines para ver La noche de los mil gatos o Tintorera, una película donde matábamos tiburones y enamorábamos mujeres; era un tema mexicano y le gustaba al público.

¿Los cineastas de hoy no tienen memoria?

Son unos ególatras que quieren el éxito de hoy. No voltean atrás por soberbios, cuando el cine mexicano tiene 100 años. México fue uno de los primeros países en hacer cine después de Francia… les vale madre.

¿Qué les recomendaría a los ?cineastas de hoy?

Que tengan huevos para hacer una buena película mexicana y sin apoyo del Estado; creo que los cineastas deben de pensar más en el público y menos en los premios.

¿Qué opina del homenaje que Quentin Tarantino hizo de usted poniéndole su nombre a uno de sus personajes en Bastardos sin gloria?

Tarantino es un usurpador. Él dice que me hace homenaje pero no lo conozco. ¿Le creen ustedes que él sí me conoce? No creo que le haya puesto a su personaje por mí.

[email protected]