Pese a la poco afortunada promoción que se le ha dado en los medios con frases baladíes como que el Cervantino es una caja de sorpresas (del promocional del mismo Festival) o que es la cartita de los artistas a Santa Claus (Nicolás Alvarado en Televisa), sustancial es el panorama que, en propuestas teatrales, ofrece el Festival Internacional Cervantino (FIC) en su edición 40, a partir del 3 y hasta el 21 de octubre, en Guanajuato, teniendo como invitados de honor a Austria, Polonia, Suiza y el estado de Sinaloa.

Todo es atractivo, salvo la opaca presencia teatral de Sinaloa, no por lo que representa el Taller de Teatro de la Universidad Autónoma de Sinaloa (Tatuas), como único representante del estado invitado de honor, sino precisamente porque se habría esperado una obra de mayor envergadura e impacto social, tanto reflexivo como estético, además de una dramaturgia más compenetrada con la contemporaneidad y no una enternecedora Ilusión para teatro infantil.

Pero, lejos de lo que toca a Moncada y su ambicioso proyecto de teatro-mexica-shakesperiano, no vemos presencia real de la dramaturgia mexicana en 40 años del Festival Internacional Cervantino.

Mal, muy mal, porque ello quiere decir que las mentes encargadas de regir el gusto y la existencia de los dramaturgos mexicanos en el FIC han logrado lo que se propusieron desde un principio en la administración actual: acabar con ellos y terminar de enterrar la tradición teatral mexicana.

Y no obstante, vale la pena la programación teatral por lo que respecta a las propuestas internacionales.

EL ÚNICO MEXICANO

Para empezar, del 4 al 6 de octubre, el Teatro Principal abre telón para presentar A soldier in every son. Códice Ténoch, coproducción del FIC, el British Council, la Compañía Nacional de Teatro y la Royal Shakespeare Company, del escritor mexicano Luis Mario Moncada y la directora británica Roxana Silbert.

Retrospectiva que abarca 35 años de historia nacional, desde fines del siglo XIV hasta 1431, remontándose a algunos acontecimientos clave que dieron paso al surgimiento del imperio mexica en el antiguo Valle de México, la pieza se divide en tres partes, Ixtlixóchitl , Tezozómoc e Itzcóatl , episodios que el autor respalda teatralmente en personajes y circunstancias provenientes de Shakespeare: Enrique IV; la estructura de Vida y muerte del rey Juan y Ricardo III. Proyecto persuasivo del controvertido Moncada, único dramaturgo mexicano aceptado en esta edición de los 40 años del FIC.

GULLIVER EN LIBERTAD

Por su parte, la agrupación chilena Viajeinmóvil llevará a escena Gulliver, versión libre (con marionetas) del relato clásico de Jonathan Swift, el sábado 6 y domingo 7 de octubre, a las 5 de la tarde, en el Teatro Cervantes. Utilizando la técnica japonesa del bunraku, Gulliver es dirigida por Jaime Lorca González, fundador de la compañía La Troppa y se presenta con la colaboración de la Embajada de Chile en México.

UN MACBETH QUE DEAMBULA ?ENTRE POLONIA, CÓRCEGA Y COREA

El Teatr Piesn Kozla (Teatro Canto de la Cabra), de los más importantes exponentes del teatro polaco, presenta Macbeth de Shakespeare los días 19 y 20 de octubre, en el Teatro Principal. Estrenado en Polonia en el 2008, este Macbeth destaca el lirismo del dramaturgo inglés, mientras integra cantos polifónicos de Córcega y sonidos del kayagum, cítara tradicional de Corea.

Grzegorz Bral, titular de la agrupación, observa que asume más el papel de conductor musical que de director. Fundado en 1996 en Polonia por Bral y Anna Zubrzycki, Teatr Pie?? Koz?a se dedica a desarrollar nuevas técnicas teatrales y vocales interrelacionadas como partitura musical.

DORIAN GRAY, REJUVENECIDO

Dorian Gray, adaptación de la novela de Oscar Wilde, es la propuesta del Burgtheater Vienna y se escenificará el sábado 13 y domingo 14 de octubre, en el Teatro Cervantes, a las 5 de la tarde.

El personaje, protagonizado por Markus Meyer, bajo la dirección de Bastian Kraft, recorre un montaje experimental donde el actor encarna varios roles y se comunica con personajes pregrabados, con quienes conversa sobre distintos temas, interactuando con sus imágenes, en 15 pantallas, y una estructura de acero flexible, en la que mostrará su versatilidad actoral y acrobática.

El Burgtheater de Austria es considerado una de las joyas arquitectónicas de Viena, uno de los teatros más grandes del mundo y poseedor de un mecanismo tecnológico avanzado, capaz de cambiar de escenario en sólo 40 segundos.

UN WOYZECK CORPORAL

De República de Corea, Sadari Movement Laboratory retomará la obra maestra de George Büchner (1813-1837), Woyzeck, con base en técnicas del teatro del cuerpo como instrumento para rastrear el impacto del orden social represivo. En asociación con AsiaNow Productions, la agrupación se presentará el martes 9, miércoles 10 y jueves 11 de octubre, a las 5 de la tarde, en el Teatro Cervantes.

Woyzeck, obra precursora de la corriente expresionista alemana, concreta en esta propuesta la fusión de danza, mímica, teatro e iluminación, junto con la música de Astor Piazzolla y bajo la dirección de Do-Wan IM.

¿Es sólo ilusión?

La obra infantil Ilusión escrita por la dramaturga Perla Szuchmacher se verá en escena gracias al Tatuas, bajo la dirección de Rodolfo Arriaga, el martes 16 y miércoles 17 de octubre, a las 5 de la tarde, en el Teatro Cervantes.

La puesta aborda el tema de la separación familiar.

El FIC aguanta cuanto director se le ponga, desde los buenos, pasando por los medianos y hasta los mediocres. Y cuanta manierista programación se esboce y patentice.

Hoy, en el pleno festejo de sus cuatro décadas, habrá que ver cómo van las cosas con esta visión de un Cervantino como cartita a Santa Claus y como obvia caja de sorpresas , pero que sólo revela la gris y autocomplaciente visión de quienes programan, proponen y a veces mal disponen del FIC en cuanto a actividades teatrales se refiere.

FIC

  • La programación artística ?puede consultarse en
  • www.festivalcervantino.gob.mx

gonzalo.valdes@eleconomista.mx