Una investigación y reportaje de la compañía de investigación Orb Media muestra que un solo litro de agua embotellada puede contener miles de partículas de microplásticos. Las pruebas realizadas a más de 250 botellas provenientes de 11 marcas líderes a nivel mundial revelaron una contaminación generalizada con desechos plásticos que incluyen polipropileno, nailon y tereftalato de polietileno (PET).

La investigación identificó plástico en el 93% de las muestras con un promedio global de 325 partículas por litro. La concentración de partículas varió de cero a más de 10,000 partículas probablemente plásticas en una sola botella.

Actualmente, no hay evidencia de que la ingestión de pedazos muy pequeños de plástico (microplásticos) pueda causar daño a la salud humana, pero con este tipo de estudios se intenta comprender las potenciales implicaciones.

El estudio fue supervisado por el Dr. Sherri Mason, investigador líder en microplásticos, que además preside el Departamento de Geología y Ciencias Ambientales de la Universidad Estatal de Nueva York en Fredonia. 

Las marcas analizadas incluyeron: Aqua de Danone, Aquafina de PepsiCo, Bisleri, Dasani de Coca-Cola, E pura de PepsiCo, Evian de Danone, Gerolsteiner, Minalba de Grupo Edson Queiroz, Nestlé Pure Life de Nestlé, San Pellegrino también de Nestlé y Wahaha.

Para la investigación, se examinaron 250 botellas compradas en nueve países incluidos Brasil, China, India, Indonesia, Kenia, Líbano, México, Tailandia y Estados Unidos y se descubrió un promedio de 10 partículas de plástico por litro, cada una más grande que el ancho de un cabello humano. La mayoría de las muestras fueron en botellas de plástico, pero el agua embotellada en vidrio también presentó dichos componentes.

Marcas se defienden

Tras los resultados del estudio, la cadena BBC contactó a las empresas involucradas para preguntarles sobre dichos hallazgos en sus productos.

Nestlé dijo por su parte que realiza sus propias pruebas internas para microplásticos desde hace más de dos años y que no habían detectado nada por encima del nivel normal.

Gerolsteiner también dijo que había estado analizando el agua en busca de microplásticos durante varios años y que los resultados mostraron niveles "significativamente por debajo de los límites para partículas" establecidos para las compañías farmacéuticas.

Coca-Cola precisó que tenía algunos de los estándares de calidad más estrictos en la industria y que utiliza un proceso de filtración de varios pasos. Pero reconoció que los microplásticos parecen ser omnipresentes y, por tanto, se pueden encontrar a niveles mínimos incluso en productos altamente tratados".

Danone aseguró que no podía comentar sobre el estudio porque "la metodología utilizada no está clara", pero agregó que sus propias botellas tenían "envases de grado alimenticio". Señaló que no hay regulaciones sobre microplásticos o un consenso científico sobre cómo analizarlos, y también mencionó un estudio alemán más pequeño realizado el año pasado que encontró partículas de plástico en botellas de un solo uso, pero no sobre una cantidad estadísticamente significativa.

PepsiCo solicitó a la Asociación Estadounidense de Bebidas que respondiera en su nombre. Dijo que la industria "respaldaba la seguridad de su agua embotellada" y describió la ciencia de los microplásticos como "incipiente y un campo emergente que requiere un análisis experto continuo, investigación revisada por pares y colaboración entre muchas partes interesadas".