Científicos de la Universidad Federal de Río Grande del Sur en Brasil y otros colegas en Alemania han descubierto una estrella enana blanca con un ambiente dominado por oxígeno. Las teorías de que este tipo de astros existen están vigentes, pero hasta ahora ninguna había sido identificada.

Los expertos creen que este hallazgo podría cuestionar la teoría de la evolución estelar y proporcionar un enlace para algunos tipos de supernovas descubiertos recientemente.

La gran mayoría de las estrellas con el tiempo se convierten en una enana blanca, un objeto pequeño, caliente y extremadamente denso hecho de material sobrante del núcleo de la estrella.

El estudio publicado en Science explica que cuando las estrellas de tamaño relativamente pequeño (con masas 10 veces menores que la del Sol) se acercan al final de sus vidas, expulsan hacia el espacio sus capas exteriores y se convierten en un tipo de estrellas muy densas denominadas enanas blancas.

En condiciones de alta gravedad, los elementos más pesados descienden al denso núcleo de la estrella, mientras que los elementos más ligeros, como el hidrógeno y el helio, suben a la superficie.

Al menos, esto es lo que suele ocurrir, pero la estrella conocida como SDSS J124043.01 + 671.034,68 ha cambiado la tendencia. Los astrónomos, liderados por el profesor Kepler de Souza Oliveira, descubrieron que la atmósfera exterior de esta estrella es esencialmente de oxígeno. Sólo se han detectado trazas de otros elementos, incluyendo neón, magnesio y silicio, pero sobre el hidrógeno y el helio que uno esperaría encontrar en la superficie , no hay señal.

Al respecto, Gloria Delgado Inglada, investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM, explicó a El Economista la trascendencia de este hallazgo: Este descubrimiento revoluciona algunas de las teorías sobre cómo evolucionan algunas de las estrellas individuales .

El descubrimiento no está de acuerdo con las predicciones que se han hecho en el pasado: Lo que se pensaba es que una estrella sola, que no tiene compañeras, sólo podría tener en su núcleo oxígeno, helio o neón; en ésta, lo que se ha observado es que su masa es de la mitad de la masa del sol y sin embargo se logra la observación de oxígeno en la superficie .

Asegura que en estrellas de baja masa no se espera una observación de este tipo, pero ellos buscaron entre 32,000 enanas blancas y encontraron una con estas características, por ello esto es algo muy peculiar , dijo la investigadora.

Por su parte, Kepler explicó: Creo que el problema principal es que hemos dedicado los últimos 50 años para el cálculo de la evolución de las estrellas que no están interactuando entre sí, cuando al menos 30% de las estrellas interactúa con una compañera binaria .

Los estudios tendrán? que replantearse

Según los investigadores, SDSS J124043.01+671034.68 proporciona una rara prueba observacional de los caminos evolutivos hacia las enanas blancas . De hecho, su descubrimiento desafía los planteamientos teóricos sobre una evolución estelar única.

Sobre las teorías que se proponen, la doctora Delgado asegura que con los datos que se tiene aún es incierto el camino a seguir, pero hasta el momento se proponen un par de cosas.

Primero, que en realidad no sea una estrella individual o una estrella solar, sino que forme parte de un sistema binario donde hay más estrellas y que la otra estrella haya sido la culpable de que su envoltura se haya desprendido.

Otra opción es que sí sea una estrella única, pero que en su interior (el núcleo) haya ocurrido un pulso o una inestabilidad muy fuerte que transportó los elementos de una manera muy eficiente hacia la atmósfera.

Aun así, los científicos seguirán investigando para desvelar los misterios de esta excepcional enana blanca.

¿Qué sigue?

Para ayudar a la comprensión de este hallazgo, Delgado Inglada explica que el que se descubra algo que no se había observado antes .

De hecho, no va tan de acuerdo con las teorías anteriores, provoca que los investigadores reacomoden las teorías.

A pesar de que existen fundamentos físicos, siempre se deben poner a prueba con las observaciones.

Cuando se encuentran observaciones como éstas, con teorías que no son exactas, podemos afinarlas .

Agregó que en ciencia uno no puede aventurarse a decir esto es lo que ocurre, hasta que tengamos observaciones que nos hacen decidirnos por una u otra opción.

Además, a la gente que hace teoría los motiva a refinar y quienes hacen observaciones, buscarán más de ellas con mayor calidad y por otro lado anima a buscar más objetos.

Cuando encuentras uno que se sale de la norma quieres encontrar más para ver lo raro que es o no .

Por último, explicó que a nuestro sol se le clasifica como una estrella de baja masa, pues tiene una sola masa solar.

Nuestro sol va a llegar a esta fase de enana blanca dentro de unos 4,500 millones de años. Este artículo habla de una estrella que es del mismo tipo o clase que nuestro sol y eso lo hace más interesante , concluyó la investigadora del Instituto de Astronomía de la la UNAM.

[email protected]