La epidemia de Covid-19 sigue avanzando en China, donde este martes alcanzó 1,807 víctimas mortales y ha contagiado a 72,300 personas, además de 900 en el extranjero.

Fuera de China, el mayor foco de infecciones es el crucero Diamond Princess, situado frente a la costa de Yokohama, en Japón, donde se declararon 99 casos nuevos el lunes, elevando el total a 454 personas, a pesar de que los pasajeros llevan 14 días confinados en sus camarotes.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó el lunes que no era necesario suspender los cruceros y manifestó su oposición a cualquier “medida general” de este tipo para frenar la propagación del nuevo coronavirus.

“Las medidas tienen que ser proporcionadas a la situación, tomadas con base en pruebas y elementos de salud pública. Y las medidas generales puede que no sean útiles”, declaró a la prensa el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, añadiendo que “no existía el riesgo cero”.