De acuerdo con información del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), investigadores adscritos a diversas universidades, asociaciones civiles y Centros Públicos de Investigación manifestaron su agradecimiento y apoyo a la doctora María Elena Álvarez-Buylla después de que se anunciara el financiamiento de 488 proyectos “altamente recomendables” para ciencia básica.

Estos proyectos que recibirán financiamiento corresponden al rubro de apoyo a la ciencia de frontera.

De acuerdo con el comunicado emitido, el Conacyt recibió una carta, la cual “manifiesta el compromiso de los investigadores con la institución y su titular”.

Conacyt denomina este hecho como un ejemplo de cohesión de la comunidad académica y científica en torno a los lineamientos del nuevo consejo y da a conocer que los firmantes pertenecen a diversas instituciones como el Instituto Politécnico Nacional, la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad Autónoma Metropolitana, así como de algunos centros públicos de investigación del Conacyt, universidades estatales, politécnicas e institutos tecnológicos.

En contraste, el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), el cual pertenece a los centros públicos Conacyt, emitió un comunicado para dar a conocer las consecuencias de las medidas de ajuste presupuestal solicitado por Presidencia.

Éstas contemplan recortes a mandos medios, la eliminación de la Dirección Académica, corte a servicios de agencias, reducción al gasto corriente de 30% y riesgo para el pago de antigüedad, aguinaldo y prima vacacional, lo que prevé una “contingencia financiera y un posible conflicto con el sindicato”.

Además, hubo una reducción de 50% en arrendamiento de vehículos terrestres, lo que afecta el trabajo de campo, personal y mensajería. Una disminución de 50% para viáticos en el extranjero para congresos y convenciones. Austeridad en compra de materiales y suministros, y se prevé la contracción de convocatorias, proyectos de investigación, evaluaciones y asesorías, lo que “tendrá un impacto negativo en la formalización de convenios con financiamiento externo, así como los proyectos interinstitucionales, lo que se traducirá en una menor captación de recursos propios.

El documento va firmado por el doctor Fernando I. Salmerón Castro, director general de la institución.

[email protected]