Con la presentación del libro Arenas movedizas , de Octavio Paz, el Fondo de Cultura Económica (FCE) cerró la serie de actividades con las que a lo largo del año celebró el centenario de natalicio del Premio Nobel de Literatura 1990.

En la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, José Carreño Carlón, director de dicha empresa, afirmó que el 2014 fue un año de intensa actividad editorial para la institución a su cargo, tanto por las ediciones conmemorativas por los 80 años de esa casa, como por las ediciones especiales de tres grandes de las letras mexicanas: Octavio Paz, Efraín Huerta y José Revueltas.

Sobre el texto presentado, recordó que fueron publicados originalmente en 1949 junto con otros textos, como parte del libro "Libertad bajo palabra", el cual forma parte de la obra central del poeta y ensayista, además de ser uno de los títulos más importantes del siglo XX.

Refirió que otras de las obras de Paz publicadas a lo largo de este año y que son ‘verdaderas puertas a la obra de este grande escritor son: Las palabras y los días. Una antología introductoria ; También soy escritura. Octavio Paz cuenta de sí ; Al calor de la amistad. Correspondencia 1950-1984 ; Japón en Octavio Paz ; Una patria sin pasaporte. Octavio Paz y Francia y Encuentro: Octavio Paz y Julio Scherer .

Arenas Movedizas incluye 10 cuentos breves escritos en prosa poética en los que se exploran vicisitudes en torno al tiempo, las relaciones humanas, el erotismo, el vacío y la muerte, entre otros temas.

Según Carreño, los textos que conforman el volumen pertenecen a uno de los periodos más venturosos en la vida artística del autor de obras como El laberinto de la soledad .

Esta edición ilustrada por Gabriel Pacheco constituye un importante valor agregado a los textos del poeta, pues los fija en un lenguaje plástico extraordinario, cargado de sugerencias adicionales a la de la obra de gran belleza.

Por su parte, Socorro Venegas, coordinadora de obras infantiles del FCE, se refirió a Gabriel como un espléndido ilustrador, que se mueve con una soltura, gracia e inteligencia muy particular entre las obras de los grandes, tal fue el caso de Moby Dick (Herman Melville).

La también autora dijo que tras hacerle al ilustrador la propuesta de participar en esta nueva edición inició el collage y agregó que tanto en la prosa de Paz como en las ilustraciones de Pacheco, existe una gran profundidad .

Señaló que el trabajo de Pacheco representa el homenaje de un lector a Paz y destacó que para este trabajo se pensó en lectores jóvenes, quienes -confió- quedarán asombrados con el poder de los cuentos de Octavio Paz y las ilustraciones de Pacheco, en las cuales Marie Jo Paz dijo ha dicho que lograron captar de manera sorprendente el desasosiego y la prosa del escritor .

Al respecto, Alberto Ruy Sánchez dijo que el texto como todas las cosas de Paz está lleno de paradojas, tiene la buena y mala fortuna de alimentarse de las obras paralelas anteriores y posteriores que hizo el autor y también el competir con ellas .

Entre las posibles competencias siempre decimos que la poesía es lo más difícil de leer, pero la prosa que es poesía es aún menos popular que los ensayos y la poesía misma.

Y a Paz le tocó crear este libro justo entre un libro anterior que para él fue fundamental y que equivale a éste soy yo como poeta y que es: ‘Libertad bajo palabra’ , señaló.

El que es considerado el mejor editor de arte en México opinó que el presente texto se sitúa en lo último de la línea de la relación de Paz con las artes plásticas .

Destacó que los cuentos que integran el libro son El ramo azul , Antes de dormir , Mi vida con la ola , Carta a desconocidas , Maravillas de la voluntad , Visión del escribiente , Un aprendizaje difícil , Prisa , Encuentro y Cabeza de ángel .

Durante la presentación, el actor Carlos Bracho recitó algunos fragmentos de la obra presentada, atrapando las miradas y oídos de lectores de la obra de quien es considerado uno de los más grandes intelectuales mexicanos del siglo XX.

mfh