Habla el dramaturgo Edgar Chías de la pieza teatral Nacido de un muslo. "Nuestra realidad nacional, un triste espectáculo cayéndose a pedazos".

"Quise dar un viraje a mis asuntos y poner en el escenario de la discusión el deseo de inmortalidad. Quise hacer una obra de ciencia ficción sin que terminara siendo una experiencia de serie b": habla el talentoso dramaturgo mexicano Edgar Chías, al respecto de su obra de teatro Nacido de un muslo (sí: como Dionisos, el dios griego), cuyo montaje a cargo del director Iván Domínguez Azdar se presentará este fin de semana en dos únicas funciones en el Teatro La Capilla, de la ciudad de México, con talento regiomontano.

La anterior pieza que Edgar Chías estrenó a mediados del año pasado fue Ternura suite, una obra que causó mucha polémica por el tratamiento que le dio el director Richard Viqueira. Ahora, Chías, aborda lateralmente el tema de la clonación, "como un procedimiento mediante el cual el hombre ha alcanzado la posibilidad de reproducirse a sí mismo -dice el autor-, de manera serial e idéntica. Luego hay un cruce con Dionisos -el primer ser reconstituido en la historia ficcional de Occidente- que renació idéntico a quien fue en un principio después de ser injertado en el muslo de su padre. Esto que es cosa de dioses habla de la estatura a la cual el hombre quiere ponerse y por eso niega la muerte.

La obra de teatro propone, sin embargo, "también en esto (en negar la muerte), creo yo, un gesto afirmativo de la vida, errático y desmesurado, pero jocoso. Justo por el momento que atraviesa el país: por el triste espectáculo que es su realidad cayéndose a pedazos. Preservar la vida, darle continuidad, re apreciarla y no despreciarla", comenta el dramaturgo.

Un vacío vital

La obra surgió por un estímulo que recibió el dramaturgo dentro del programa IBERESCENA, para el cual se propuso abordar: "el dilema de acceder a la inmortalidad, de matar a la muerte, algo que el hombre contemporáneo expresa en todos sus gestos, que van desde el uso de pomadas anti arrugas y el botox, hasta los avances de la ciencia médica. La idea me vino al leer un ensayo del filósofo francés Jean Baudrillard, titulado "Vacío vital", porque en dicho texto habla justamente de este deseo de eternidad, de continuidad incesante, de negación a renunciar a la conciencia. Y todo lo que leí en Baudrillard me entusiasmó".

"El tema ya estaba en la literatura y desde que di con él me fascinó. Lo encontré en el cuento El inmortal de Borges, y luego en la novela Amarillo fúnebre de David Olguín. Luego de haberla escrito volví a encontrarme con ese tema en el segmento final de la novela Una historia del mundo en 10 capítulos y medio de Julian Barnes. Hice un coqueteo con Mary Shelley y su famoso monstruo", dice Chías.

"En Nacido de un muslo, Dave (el protagonista, hombre que se niega a morir) está en coma, padece una enfermedad terminal pero quiere continuar. Desde su estado vegetativo, Dave explora la realidad desde una condición muy particular: él sigue vivo, no ha dejado de pensar pero no puede comunicarse con quienes lo rodean.

Este ejercicio implicó muchos desafíos, dice Chías: "Me propuse varios retos formales, como el manejo tiempo: hay saltos temporales, para las secuencias pedí enfáticamente que la narración fluya en un continuo para producir un efecto perticular de impacto.

También por los asuntos temáticos ha sido un reto interesante. La obra permite muchos juegos con la velocidad, el humor y las convenciones teatrales: las usa y las evidencia, no niega su condición de máquina, expone sus mecanismos. También es lúdica", comenta el mexicano.

De Monterrey para el DF

Cuenta Chías que una vez que terminó de escribir la obra, se la dio a leer al director, actor y maestro de teatro Boris Schoemann, a quien le interesó mucho. Por eso en 2011 la llevó a la 9 Semana Internacional de la Dramaturgia Contemporánea, celebrada en Monterrey. Allí, Iván Domínguez-Azdar realizo con un grupo de actores una lectura. A juicio de Chías, Domínguez"dio en el clavo de mis proposiciones. Su lectura inteligente y sensible me entusiasmó mucho, me hizo pensar que la obra tenia sentido y coherencia", confiesa Edgar.

Después de aquel evento, se han hecho otras temporadas cortas en Nuevo León. Edgar Chías, adelantó que si todo sale bien podría presentarse una versión de la obra con material de la Ciudad de México.

Sobre el montaje de la obra comenta que no lo ha visto, sino solo tuvo oportunidad de presenciar la lectura dramatizada del año pasado pero "he escuchado comentarios muy alentadores sobre su puesta en escena y sobre todo de las actuaciones. Me alegra mucho que Iván haya tomado la provocación, porque ciertamente es una obra exigente que pide un esfuerzo de claridad a los actores. Es una obra para actores juguetones y mañosos. Todos son un grupo de gente muy brillante", comenta Chías.

Nacido de un muslo:

  • Teatro La Capilla (Madrid 13, Col. Del Carmen Coyoacán)
  • S28 19 hrs y D29 18 hrs.
  • $150 general
  • $80 estudiantes
  • Duración: 60 minutos

BVC