La descripción de la legendaria soprano María Callas integra calificativos como implacable, aguda y sarcástica, sin embargo, también tenía una parte frágil, vulnerable e insegura. De la atractiva personalidad de esta mujer se trata la obra Master Class.

El argumento de la obra de Terrence McNally pareciera simple: María Callas es contratada por la escuela Julliard de Nueva York para dar clases a tres alumnos de ópera y así inculcarles pasión y disciplina, elementos necesarios para lograr el éxito como artistas.

Así, empezamos a identificar momentos en la vida de la soprano más popular del siglo XX, pues al tratar de transmitir su conocimiento, es imposible que no ejemplifique con vivencias propias recordando sus mejores y peores años en el escenario y fuera de él.

En esta propuesta, todos los elementos juegan alrededor de la actuación de Diana Bracho, quien carga con la responsabilidad de dar vida a La Divina.

La experiencia de esta actriz hace innecesario que ella tenga que usar alguna nota musical para convencernos del papel que encarna en la obra, que dura casi dos horas.

Con pocos recursos sobre el escenario, además de la música y la actuación, la clase maestra permite entrar en la intimidad de una mujer pasional y temerosa a la vez.

Un poco de la soprano

La fama y el reconocimiento no llegaron de manera fácil a la vida de esta mujer. Tenía una gran rivalidad con su madre, su complexión gruesa fue tan criticada que se sometió a una cirugía que la hizo bajar 38 kilos, además de ser abandonada por el amor de su vida, Aristóteles Onassis, para casarse con Jacquelie Kennedy.

No tenía precisamente una gran voz, era considerada áspera e incluso se decía que tenía un timbre parecido a los castrados. En términos generales la voz de María Callas no gustaba, los expertos consideraban su timbre feo y débil, lo que daba la impresión de sequedad , son las palabras del doctor en Historia, Aurelio de los Reyes, quien ha seguido de cerca la vida de esta artista.

En compensación, su timbre era incisivo y penetrante, manejaba casi tres octavas; llegaba con facilidad al mi bemol (que es la nota más alta que puede alcanzar la voz humana), además, poseía una variedad de colores tonales y agilidad que le permitían abordar todos los roles, era una soprano absoluta , agrega el experto.

En 1950 debuta en el Palacio de Bellas Artes cantando Norma . La importancia de su paso por México es que va a terminar de constituir su voz y sobre todo canalizarla hacia el melodrama clásico de Rossini, Bellini y Verdi, que le abriría las puertas para llegar a la añorada Scala de Milán.

Trayectoria

La actriz mexicana Diana Bracho, con una amplia trayectoria en cine, teatro y televisión, celebra este viernes su cumpleaños número 70 en Master Class, donde da vida a Ana María Cecilia Sofía Kalogeropoúlou, mejor conocida como María Callas.

Master Class

Teatro Banamex Santa Fe,

Lateral Autopista México-Toluca #1235,

Col. Lomas de Santa Fe.

Funciones de jueves a domingo.

[email protected]