El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó que el Operativo Equinoccio de Primavera 2022 desplegado los días 19, 20 y 21 de marzo en 138 zonas arqueológicas del país reabiertas al público bajo la nueva normalidad, concluyó con una asistencia total de 297,488 visitantes y saldo blanco, incluyendo a Teotihuacan, que el 13 de marzo el INAH había anunciado que permanecería cerrada para evitar contagios de Covid-19, decisión que revirtió el pasado viernes.

Tras dos años de confinamiento por la contingencia sanitaria de Covid-19, este fin de semana el semáforo de riesgo epidemiológico pasó a verde en las 32 entidades federativas, lo cual permitió que público nacional y extranjero acudiera a los sitios arqueológicos distribuidos en el territorio mexicano. En todos ellos se observaron los protocolos sanitarios: el uso de cubrebocas, la sana distancia, la toma de temperatura y la aplicación de alcohol gel.

Las cifras de los tres días en que se desplegó el Operativo Equinoccio de Primavera 2022 en las zonas arqueológicas, arrojan que los sitios con mayor cantidad de visitantes fueron: Teotihuacan, en el Estado de México, con 80,395 visitantes; Chichén Itzá, en Yucatán, con 27,931; Tula, en Hidalgo, con 19,953; El Tajín, en Veracruz, con 17,689, y Tulum, en Quintana Roo, con 13,940.

 El sábado 19 de marzo se reportaron 39,633 visitantes, de los cuales 9,744 acudieron a Teotihuacan; 5,845, a Chichén Itzá; 3,624, a Tulum; 2,951, a El Tajín, y poco más de 2,000 personas a Monte Albán, en Oaxaca, y al Templo Mayor en la Ciudad de México. Entre las zonas arqueológicas que superaron el millar de visitas ese día, se encuentran Palenque, en Chiapas; Cholula, en Puebla, y Tula, en Hidalgo.

 Este año, la entrada de la primavera se registró el domingo 20 de marzo, a las 9:33 del huso horario del centro de México. Ese día se triplicó la cifra de personas que recorrieron alguna de las 139 zonas arqueológicas abiertas para la ocasión, alcanzando un total de 138,409. Nuevamente, Teotihuacan fue la más visitada, al registrar 48,381 entradas; seguida por Chichén Itzá, El Tajín, Tula y Cholula que registraron, respectivamente: 11,524; 9,023; 7,424 y 5,518.

Los sitios que el pasado domingo rebasaron los cuatro mil visitantes fueron Tulum; Cacaxtla-Xochitécatl, en Tlaxcala, y Templo Mayor, en la capital del país. También registraron afluencia importante, entre dos y tres millares de personas, El Cerrito, en Querétaro; Palenque, en Chiapas; Guachimontones, en Jalisco, y Xochicalco, en Morelos.

Esta concurrencia se mantuvo este 21 de marzo; al cierre se contabilizaron 119,446 ingresos. Las siete zonas arqueológicas con mayor afluencia fueron Teotihuacan, que reportó 22,270 visitas; Chichén Itzá, 12,783; Tula, 11,642; Coixtlahuaca, en el Estado de México, 11,637; El Tajín, 5,715; Tulum, 5,350, y Las Labradas, en Sinaloa, 4,693.

Las tres jornadas transcurrieron sin contratiempos, indicó la dependencia. En cada sitio arqueológico hubo colaboración constante entre el personal del INAH y las instancias de protección civil y de seguridad, a lo que debe sumarse la participación de grupos de la sociedad civil y el buen comportamiento de los visitantes, quienes respetaron las áreas restringidas y evitaron la realización de ceremonias al interior de las mismas.

Lo anterior permitió cumplir los objetivos fundamentales del Operativo Equinoccio de Primavera 2022: disfrutar del patrimonio arqueológico mediante la aplicación estricta de los protocolos de higiene y sanidad; proteger la salud, integridad física y seguridad de las y los visitantes y de las y los trabajadores; así como garantizar la conservación y respeto del patrimonio durante la visita pública.