Rojo Amanecer, la película dirigida por Jorge Fons sobre la matanza en Tlatelolco, pertenece al empresario Carlos Slim y es la versión que en su momento fue censurada por el expresidente Carlos Salinas de Gortari.

“Nosotros tenemos el negativo de Rojo amanecer, pero la propiedad es de América Móvil y es la versión que salió en cines”, informó la Filmoteca de la UNAM, que se encargó de la restauración.

Después de que El Economista diera a conocer que en el Zócalo se había proyectado la versión censurada de la película, la Cineteca Nacional respondió que ellos no habían participado en la restauración, pues los derechos de esa película son de América Móvil, empresa propiedad del multimillonario Carlos Slim.

“Nosotros no participamos, pero nos gustaría tenerla para restaurarla, porque sin duda es una película importante para el país”, señalaron.

Rojo amanecer sufrió de censura en la época del presidente Carlos Salinas, quien solicitó que se borraran referencias al Ejército y una escena donde un niño camina entre muertos y un río de sangre.

“El negativo, supongo, se cortó porque en aquella época solían pedir los rollitos censurados”, señaló Xavier Robles, guionista de la película, que aborda directamente los violentos sucesos del 2 de octubre de 1968 en la Plaza de las Tres Culturas,

Rojo amanecer ya es patrimonio del pueblo, no es de nadie, ni de Slim, ni de Fons, ni mía... es del pueblo, por eso pido a las autoridades del Instituto Mexicano de Cinematografía o a quién corresponda que rescaten el original de manos de Slim”, agregó el guionista.

Xavier Robles presentará el 17 de octubre la versión sin censura de Rojo amanecer en la Cineteca del Centro Cultural Tijuana; aseguró que tiene una copia con la versión completa en blu-ray y que rescató del mercado ilegal.

“Estoy seguro de que se puede conseguir otra. Pero quien restauró, no haga el juego a la censura remasterizando una copia censurada. Yo sé la presto al Imcine, pero que me lo pida por escrito”, explicó Robles.

Víctor Ugalde, presidente del Observatorio Público Cinematográfico Rafael E. Portas, señaló: Rojo amanecer y muchas más películas deberían de ser nacionalizadas por ser patrimonio cultural del país. La actual Ley Federal del Derecho de Autor y la ley de cine lo posibilitan. Es tiempo de preservar la cultura fílmica de México. La pelota la tienen el presidente Andrés Manuel López Obrador, la secretaria de Cultura e Imcine”.

Rojo amanecer fue retenida en su época por la entonces subdirectora de Cinematografía, también directora de la Cineteca Nacional. La movilización de Sogem y otras entidades fílmicas logró que se exhibiera la película y otras más censuradas.

Hasta donde se sabe, Valentín Trujillo, el productor, depositó en Estados Unidos una versión sin cortes; sin embargo, la que se exhibió en México fueron censurados varios minutos del proyecto original que se estrenó el 18 de octubre de 1990.

[email protected]