Durante la pandemia las clases en línea han incrementado el flujo de personas jóvenes en la red, este cambio de las aulas a los medios electrónicos los pone mucho más en contacto con la tecnología, por lo que un tema que ya se tenía identificado pero que ahora se presenta con mayor fuerza es el ciberacoso.

“El termino ciberacoso se puede definir como cualquier invasión a la seguridad e integridad de una persona, en este caso la de un niño, niña o adolescente, a través de medios digitales, esto puede ser por redes sociales, chats y ahora diversas plataformas que utilizan los jóvenes para relacionarse”, explica Pamela Araico, gerente de Ciudadanía y Sustentabilidad de AT&T México.

En este sentido, para disminuir los riesgos y maximizar las ventajas que la tecnología presenta, se requiere de la creación de ciudadanos digitales, en este término se enmarca el uso responsable de la tecnología y la prevención, entendiendo que todos estamos en contacto con la tecnología desde muy tempranas edades y que tampoco el uso se puede frenar, por los beneficios que también se presentan.

Con el fin de aportar a una solución, la empresa AT&T cuenta con el proyecto Dislike al Ciberbullying. Los jóvenes de los últimos años de primaria y secundaria son el público meta de esta iniciativa de prevención que aunque ya tiene tres años de su implementación hoy más que nunca revela su importancia y se refuerza. “Muchos de los talleres hasta antes de la pandemia eran solo presenciales, pero con esta contingencia la información está migrando a digital con un acervo de recursos y conocimiento que nos permitirá llegar a más niños”, detalla Araico en entrevista.

La idea es ofrecer información relevante a los padres, niños y maestros, por ejemplo, para que haya un tema de ciber acoso se requieren de tres principales figuras: El acosador, la víctima y el testigo, “como padres de familia podemos hacer algo al identificar estas figuras”.

Luego “se debe reforzar la comunicación con nuestros hijos”, para llevar el tema de manera clara y tengan la confianza de contar las cosas. “Muchos niños piensan que si lo comparten con sus papás, ellos van a alarmarse, hacer un escándalo o se van a enojar, entonces ellos lo ven como algo negativo”, debemos ser capaces de lograr que nos puedan comentar para revisar parámetros y de ahí tomar acciones.

Otro punto fundamental es la empatía, generar la pregunta ¿Qué pasaría si fueras tú? ¿Compartirías este tipo de videos o imágenes donde se burlan de algún compañero? ¿Qué harías?, a partir de ahí viene una reflexión que puede hacer la diferencia. Estos recursos están disponibles en el sitio web y en breve habrá más información en la plataforma.

Los riesgos de Internet en cifras del Inegi

•De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de las TIC en Hogares (ENDUTIH) 2019, la población de 12 a 59 años de edad que usa Internet es de 73%, el 16.8% de dicha población, ha experimentado por lo menos alguna situación de ciberacoso, teniendo una prevalencia hacia las mujeres de 1.7 por ciento.

•De la población acosada, el 20.1% corresponde al rango de edad entre 12 y 19 años (adolescentes y jóvenes) y en el ámbito escolar, el 19% de la población en nivel básico está en riesgo de sufrir acoso/abuso por medios electrónicos.

•El 54% de la población de 12 a 59 años de edad que declaró haber vivido ciberacoso, experimentó más de una situación de las diez consideradas (Mensajes ofensivos, Contacto mediante identidades falsas, Llamadas, Provocaciones para reaccionar de forma negativa, Insinuaciones o propuestas sexuales, Rastreo de cuentas o sitios web, Recibir contenido sexual, Suplantación de identidad,  Criticas o burlas por apariencia o clase social, Publicación de información personal); mientras que el 46% experimentó solo una de ellas.

• El sitio Dislike al Ciberbullying puede consultarse en: https://www.dislikealcibe rbullying.mx/

nelly.toche@eleconomista.mx