Madrid.- La escritora española Ana María Matute recibió este miércoles el Premio Cervantes 2010 de manos del rey don Juan Carlos I, en una emotiva ceremonia celebrada en el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares.

Ana María Matute es la tercera mujer que recibe el premio, considerado el Nobel de las letras hispanas, tras la española María Zambrano (1988) y la poetisa cubana Dulce María Loynaz (1992).

Tras recibir de manos del rey una medalla y una escultura, la escritora admitió en su discurso que prefería "escribir tres novelas seguidas y veinticinco cuentos, sin respiro, a tener que pronunciar" un discurso.

Con emotivas palabras, la escritora, de 85 años, comenzó recordando al poeta chileno Gonzalo Rojas (premio Cervantes 2003) "que nos acaba de dejar" e hizo extensivo el recuerdo a "todos los premios Cervantes que se nos han ido".

Visiblemente emocionada, la escritora repasó su vida y relató cómo se presentó con su primer novela en una editorial, escrita en un cuaderno de tapas negras y hojas cuadriculadas "que los de mi edad saben a qué me refiero".

Matute recordó que San Juan dijo que "el que no ama está muerto y yo me atrevo a decir, que no inventa, no vive" y terminó diciendo que si "se topan con alguno de los personajes de mis novelas, no se lo crean, me los he inventado".

Por su parte, el monarca español destacó la "fina sensibilidad" de la escritora y dio "muchas gracias y mil felicidades de nuevo por tan soberbia obra y su aportación a la literatura española".

"La creación literaria de nuestra premiada está íntimamente ligada a una trayectoria vital que la llevó a conocer y sentir España en toda su hondura, riqueza y diversidad", añadió el monarca.

"La tragedia de nuestra Guerra Civil dejó una huella imborrable en su alma infantil y juvenil. Una marca que, de alguna manera, ha quedado grabada en gran parte de su producción moldeada desde el prisma de la niñez", concluyó.

La ministra de Cultura, Angeles González-Sinde, subrayó la "valentía" de Ana María Matute por una obra a la que se va "por voluntad y con deseo" y destacó que su literatura enseña que "narrar es el primer recurso para abandonar la barbarie".

La galardonada acaba de publicar un recopilatorio de su narrativa breve, incluyendo sus cuentos y artículos periodísticos, bajo el título de "La puerta de la luna", y prepara una nueva novela.

El premio Cervantes, dotado con 125.000 euros, cumplió con la norma no escrita de ser entregado alternativamente a escritores españoles y latinoamericanos, ya que en 2009 fue para al escritor mexicano José Emilio Pacheco.

Matute ganó varios galardones en su carrera literaria, incluyendo el Premio Planeta en 1954 por "Pequeño Teatro" y el Nacional de Literatura 1959 por "Los hijos muertos".

En 1998 ocupó el asiento K de la Real Academia Española de la Lengua, a la que había ingresado dos años antes.

Matute pertenece a la generación literaria de los años 50, aunque su obra, lírica y a la vez realista, se enmarca de forma independiente, eligiendo a veces esa mirada infantil o juvenil como forma de distanciamiento de una dura realidad, marcada por una infancia dentro de la Guerra Civil española (1936-1939).

KLM