Los países latinoamericanos han endurecido en los últimos días las medidas para frenar la pandemia del coronavirus, mientras activan en paralelo planes de ayuda económica.

La región suma al menos 6,911 casos confirmados del nuevo coronavirus, con unos 112 muertos, según un conteo de la AFP a partir de cifras oficiales.

Este miércoles, la llamada de alerta fue lanzada por Panamá, que registró en un solo día 98 casos nuevos de contagio, alcanzando la cifra total de 443, por lo que impuso toque de queda nocturno.

Los países que registran más casos de contagio en la región son Brasil (1,967), Ecuador (981), Chile (922), Panamá (443), México (405), Perú (395), y Argentina (301), todos ellos muy lejos de las cifras de Estados Unidos, que ya ocupa el tercer sitio a nivel mundial con mayor número de contagios, sólo por debajo de China e Italia, con 53,740 casos y 706 decesos, pero no tanto de las de Canadá (2,008 casos y 24 muertes).

Debido a la pandemia, Argentina decretó confinamiento obligatorio nacional hasta el 31 de marzo y cerró sus fronteras para extranjeros no residentes; Brasil cerró fronteras terrestres y prohibió el ingreso de viajeros no residentes provenientes de Europa y Asia; además en São paulo cerraron bares, restaurantes, cines, comercios, bancos, supermercados, panaderías y transporte público y en Río de Janeiro prohibieron circular por las playas.

Chile impuso toque de queda nocturno y cierre de fronteras marítimas, terrestres y aéreas. Ecuador decretó toque de queda nacional de 15 horas, cierre de fronteras (menos para comercio), suspensión de vuelos, restricción vehicular y confinamiento obligatorio. Suspensión de clases y de trabajo presencial.

En México, se impuso el cierre de la frontera con Estados Unidos; cierre de museos, teatros, cines y zonas arqueológicas; suspensión de clases durante un mes, y desde este martes distanciamiento social. (Con información de AFP)