Era el ponente estrella del evento, y no defraudó. Richard Branson habló anoche sobre su trayectoria, sus empresas y su familia. Branson, extravagante y audaz a partes iguales, ha creado un imperio de más de 400 sociedades bajo el paraguas de Virgin Group.

El empresario aseguró sentirse "muy orgulloso" del impacto que generan sus empresas, tanto en la sociedad como en las compañías competidoras. "También marcamos la diferencia en nuestros rivales. Ellos son mejores gracias a que existimos", dijo.

Branson afirma que vender una empresa debería ser el último recurso, "pues estás vendiendo a las personas que trabajan en ella". Una de las firmas que sí vendió fue Virgin Records, en 1992. "En mi vida he hecho muchas locuras para dar a conocer mi marca", reconoce, "es una forma barata de conseguirlo, y además divertida". Una de las muchas ideas de Branson para generar ruido mediático consistió en inventar una noticia sobre Virgin Records, casi una década antes del nacimiento de Apple iTunes.

"Era una broma como las del Día de los Inocentes. Dijimos que habíamos creado una especie de iTunes, al que llamamos Music Box. La prensa británica tituló algo así como: 'La última ocurrencia de Branson, acabar con la industria'. Pero sólo había sido una broma".

Según Branson, un tiempo después estaba tomando unos tragos con Steve Jobs "y la historia de Music Box surgió durante la conversación..." Éste podría haber sido el momento eureka del fundador de Apple.

"Si tienes una idea que crees que podría mejorar el mundo, deja de hablar de ella y pasa a la acción", recomienda el presidente de Virgin.

erp