Aunque en el 2012 se espera que en México se desarrollen iniciativas para incluir la tecnología Near Field Communications (NFC) en los celulares como medio de pago, su uso comercial podría tardar más de cinco años, pronosticó Juan Arauz, director de Medios de Pago Móvil de BBVA Bancomer.

Creación de una normatividad para esta nueva tecnología en el sistema financiero, la homologación de estándares entre operadores móviles e instituciones bancarias, y posibles disputas entre las telefónicas por ganar mercado en este nicho serán las causas de este atraso, explicó en directivo.

"Si en Estados Unidos va a tardar de tres a cinco años al menos, en México va a pasar todavía más", comentó Arauz durante el foro Mobile Commerce Mexico & Central America Summit 2012.

Las tecnologías NFC en los sistemas móviles involucran a las instituciones bancarias, operadoras móviles y fabricantes de los dispositivos, y permite realizar pagos al acercar un teléfono celular habilitado a un lector, similar a un plástico bancario.

Basado en la experiencia de Estados Unidos, Arauz aseguró que uno de los principales obstáculos ha sido que los fabricantes de móviles como Research In Motion o Nokia lanzaron dispositivos con NFC pero los operadores móviles los bloquen para usarlo con cierta compañía celular o institución bancaria.

Agregó que esta institución bancaria tiene alrededor de nueve años desarrollando sistemas de pagos remotos y banca móvil, pero acotó que las tecnologías "contactless" serán el éxito de los sistemas de pago móviles.

Pero Gabriel Charles Cavazos, director de Productos, Servicios e Internet de Telefónica México, aseguró que la NFC "es una realidad", tras recordar que la firma ya cuenta con prototipos de este modelo en España.

Y se mostró confiado en que a lo largo de este 2012 comience en América Latina, incluido México, el desarrollo de ecosistemas financieros móviles basados en esquemas NFC, gracias a una alianza estratégica que firmaron con Mastercard ara este fin.

[email protected]

APR