Las fusiones y adquisiciones del sector tecnológico aún no recuperan su actividad de los años anteriores al estallido de la crisis, revela un informe sobre las transacciones en el mercado tecnológico elaborado por PwC.

En 2011, se registraron un total de 354 operaciones, 39 menos que en 2010, con un valor de 69,013 millones de euros, 9% menos que el año anterior, cuando el valor de las operaciones fue de 75,740 millones.

Pese a la caída en el valor, la cifra representa casi 90% más que en 2009, el peor año tras la irrupción de la crisis económica. Las grandes operaciones tuvieron lugar durante el cuarto trimestre del año y estuvieron lideradas por compañías estadounidenses.

La transacción más importante fue la compra de Autonomy por parte de HP por un importe de 8,200 millones de euros. Le siguen las adquisiciones de McAfee y Skype por Intel y Microsoft, respectivamente, por un monto de 6,000 millones de euros cada una. Entre las diez primeras operaciones también aparece la compra de la consultora tecnológica española Telvent por parte de la francesa Schneider Electric por 1,400 millones de euros.

Por zonas geográficas, Estados Unidos continúa liderando el mercado con 69% del volumen total, con 107 operaciones (20 menos que en 2010) y un valor de 28,000 millones de euros. En Asia, se registraron 54 operaciones que alcanzaron los 3,800 millones, lo que supuso un notable descenso en el número de transacciones, pues en 2010 llegaron a efectuarse 98. En Europa, las operaciones fueron 35 y sumaron 5,300 millones.

El informe de PwC destaca que la compra de patentes, es decir de propiedad intelectual, fue el driver que impulsó muchas de las operaciones de 2011, y ponen como ejemplo la compra de Motorola por parte de Google.

Según explica Daniel Martínez, socio responsable de transacciones para el sector tecnológico de PwC, "la evolución de esta industria se caracterizará este año por la elevada liquidez de los grandes operadores del sector, que impulsadas por la reducidas valoraciones existentes en el entorno actual, podrán intentar comprar compañías más pequeñas que les permitan ganar cuota de mercado por complementariedad de las soluciones, o bien por darles entrada a nuevas geografías".

El directivo de PwC también apunta que, dentro del ámbito español, "parece necesario que se produzca un movimiento de concentración en el sector". En su opinión, esta necesidad se explica, fundamentalmente, por las necesidades de financiación existentes en muchas de las compañías, junto con la caída de la demanda del sector público, principal contratista de muchas de las mismas".

En alianza informativa con CincoDías.com

apr