Skype, la empresa de tecnología que hace posible hacer llamadas telefónicas vía Internet, y que hace un par de semanas anunciara su fusión con Microsoft, ha empezado a despedir a ejecutivos de alto nivel, como parte del periodo de transición que vive actualmente.

Al momento, la prensa estadounidense ha mencionado a los vicepresidentes David Gurle, Christopher Dea, Russ Shaw y Don Albert, consideradas primeras víctimas de la fusión con Microsoft. También están el responsable de Marketing y el de Recursos Humanos.

Estos movimientos, según se dice, permitirán reducir el valor de acción de Skype en los próximos meses.

Algunos rumores aseguran que estos ejecutivos no están siendo liquidados, sino simplemente despedidos, lo que ha logrado que la prensa estadounidense esté a tanto de todos los movimientos que realiza Skype antes de unirse a Microsoft.

Cabe señalar que antes de Skype fuera adquirido, ya había comenzado a hacer ajustes en su nómina. El caso más emblemático fue la llegada de Tony Bates, de Cisco Systems y la salida de otros tantos ejecutivos de lato nivel, que ya no estaban de acuerdo con el manejo de la empresa.

Se espera la salida de más empleados, de todos los niveles, que podrían dejar la empresa voluntariamente, para evitar trabajar con Microsoft.

Skype, como cualquier otra empresa pragmática, constantemente renueva la estructura de su equipo a fin de desarrollar los mejores productos. Y como parte de un cambio interno reciente, es que hemos hecho cambios de gestión", dijo un vocero de la empresa, al respecto.