Hace menos de un año una palabra fracaso resumía el intento de Google por entrar en el mercado de los PC. Su intención de dar un mordisco a Windows en los ordenadores (un segmento donde Microsoft tiene alrededor del 90% de cuota de mercado), parecía improbable. Pero algo ha cambiado. El nuevo s istema operativo de Microsoft, Windows 8, estrenado a finales de octubre no ha logrado disparar las ventas de PC durante la pasada campaña de Navidad y los fabricantes de ordenadores, nerviosos, han decidido buscar alternativas para lograr que este mercado renazca, pese al éxisto de tabletas y smartphones.

Tres socios importantes de Microsoft, Acer, Lenovo y HP (confundidos también por la entrada del gigante del software en el negocio del hardware con su tableta Surface), han decidido no poner todos los huevos en una cesta y apostar por los portátiles con el sistema operativo Chrome de Google. Una maniobra que da oxígeno al buscador, en su empeño de ser una alternativa a Microsoft más allá del móvil.

El presidente de Acer, Jim Wong, ha sido quizás el más directo. Primero desaprobó el lanzamiento de Surface y, tras destacar el "poco éxito" obtenido por Windows 8 en esta primera fase, calificó de "valor seguro" el sistema operativo de Google. Según los datos desvelados por la compañía taiwanesa, desde que empezó a vender Chromebooks (ultraportátiles con Chrome OS) en noviembre por 199 dólares, estos ordenadores suponen ya entre el 5% y el 10% de las ventas de Acer en EE UU. La firma asiática tiene ya cuatro modelos de Chromebooks en el mercado, con precios que van desde los 200 a los 450 dólares.

También Lenovo confía en la plataforma de Google y este enero lanzó su nuevo portátil, Thinkpad X131e Chromebook, pensado para el ámbito educativo. Con una pantalla de 11.6 pulgadas y un procesador Intel Celeron, su precio de salida para EE UU es 459 dólares. "Queremos dar todas las opciones al usuario", dicen los responsables de la firma, que advierten que por ahora "no hay planes de traer el modelo a España".

La última en sumarse a esta tendencia ha sido HP, histórico aliado de Microsoft. La multinacional, primera en el ránking mundial de PC, lanzó ayer en EE UU s u portátil HP Pavilion 14 Chromebook por 329 dólares. Es su primer ordenador con el sistema operativo de Google y el movimiento indica que Chrome OS puede ir haciéndose un hueco importante en un mercado a priori, y por los números, muy difícil de conquistar.

En alianza informativa con

MFH