Las Vegas.- Los dispositivos móviles como smartphones y tabletas han tenido influencia en la industria automotriz, y los nuevos vehículos Golf de la armadora alemana Volkswagen son un claro ejemplo.

La interacción de los sistemas eléctricos y de cómputo de los vehículos a través de los dispositivos móviles ya es una realidad al menos para Volkswagen, que desde el año pasado presentó el E-Golf, un vehículo conectado que permite encender, controlar las luces interiores y entretenimiento del vehículo desde smartphones y relojes inteligentes.

Pero en la feria de electrónica de consumo International CES 2015, la compañía presento el modelo Golf R Touch, que está equipado con tres pantallas táctiles desde donde se muestra el tablero, los sistemas de control y que reemplazan los elementos físicos como las perillas y botones de control y de entretenimiento.

El Golf R Touch, mostrado ante la prensa en la jornada previa a la apertura oficial del CES, cuenta con tres pantallas táctiles, una de 12.8 pulgadas de alta resolución donde muestra sistemas de información y entretenimiento, una de 8 pulgadas desde donde se localiza el centro de control para gestionar capacidades como el control de temperatura dentro del vehículo o las capacidades de medios (audio y video) así como una pantalla de información activa de 12.3 pulgadas que es personalizable y muestra la información sobre los instrumentos del tablero.

Pero las nuevas formas de interacción entre los vehículos y los usuarios continuarán evolucionando.

Durante la presentación, la compañía aseguró que ya está trabajando en la integración de tecnología de reconocimeinto de gestos y movimientos corporales para que, mediante una cámara instalada al interior del vehículo, el conductor pueda manipular los controles del automóvil con el movimiento de las manos y así evitar distracciones durante el manejo del carro.

[email protected]

mfh