La llamada ley Döring, motivo por la que el viernes el grupo Anonymous hackeó las páginas del Senado y de la Secretaría de Gobernación, no encontró el apoyo de las bancadas del PRI y PRD, por lo que ese tema no estará dentro de las prioridades de la Cámara Alta para el periodo febrero-abril.

Al concluir sus reuniones plenarias, las dos fuerza políticas de oposición, PRI y PRD, no incluyeron dentro de sus agendas la discusión de la iniciativa que presentó el 15 de diciembre el senador panista Federico Döring Casar, ni ninguna legislación similar para regular los contenidos de Internet.

Incluso, legisladores consultados indicaron que dentro de la bancada del PAN tampoco hay un acuerdo para apoyar la iniciativa del senador Döring, por lo que el tema quedaría en la congeladora, por lo menos hasta septiembre próximo, cuando los nuevos senadores que serán electos en julio próximo tomen posesión y decidan si incluyen o no el tema.

El viernes, el grupo Anonymous se adjudicó la caída de las páginas de Internet del Senado y la Secretaría de Gobernación, para llamar a Döring a debatir su propuesta de ley sobre descarga de contenidos en Internet.

Al respecto, el legislador aseguró que su iniciativa no es un símil de la llamada ley SOPA, que se discute en Estados Unidos y tiene como fin regular y prohibir ciertos contenidos en Internet.

Lo que pasa es que hay un grupo de personas que se dedican a armar grillas y que creen que pueden seguir bajando música ilegal sin pagar derechos de autor, entonces me quieren a mí amedrentar por la coyuntura, pero yo declaro que estoy en contra de la ley SOPA, porque es de corte terrorista, tiene contenidos de censura, criminaliza a la gente. Por eso propongo una ley mucho más amigable, que no tiene censura y no mete a la gente a la cárcel, sino que genera una cultura de que se genera algo ilegal , explicó.

En su iniciativa, Döring refiere que a través de la red se descargan al año sin autorización de los titulares de derechos de autor y derechos conexos, más de 5,788 millones de canciones, 648 millones de videos musicales, 96 millones de películas, 28 millones de series de televisión, 88 millones de e-books y 1,702 millones de imágenes, entre otros contenidos protegidos.

La iniciativa intenta inhibir las conductas de puesta a disposición de obras protegidas por la Ley Federal del Derecho de Autor, mismas que por su cantidad y volumen, aún sin contar con un ánimo de lucro directo o indirecto o una ganancia a escala comercial, afectan la normal explotación de la obra en el entorno digital .

Plantea crear un procedimiento de notificaciones en Internet respecto de las infracciones en contra de la explotación normal de la obra, y se facultaría al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial para notificar a los usuarios de Internet que cometan una infracción en contra de la explotación normal de la obra.

[email protected]