Faltan 11 días para que concluya el proceso de consulta del anteproyecto de Lineamientos de Neutralidad de la Red propuesto por el IFT. La mayoría de los comentarios hechos al regulador rechazan los artículos de su propuesta que permiten que los proveedores del servicio de internet ofrezcan servicios diferenciados y aquellos que habilitan la opción de bloquear un sitio o un fragmento de la red; sin embargo, de acuerdo con el instituto, “no se tiene evidencia de que la implementación de ciertas técnicas y prácticas per se hayan ocasionado un daño particular a algún agente económico o al ecosistema en internet”.   

Hasta el momento, el IFT enlista 2,116 comentarios en la página de Consultas Públicas respecto a estos lineamientos. El 94% de estos comentarios fueron recibidos por intermediación de la plataforma Salvemos Internet, una coalición de organizaciones, colectivos, empresas e individuos que ha tomado la posición de defender la neutralidad de la red y que puso a disposición de los usuarios una interfaz más sencilla que la del IFT para poder hacer un comentario en el proceso de consulta pública. Antes de que estas organizaciones impulsaran la plataforma el número de comentarios no rebasaba las dos centenas.

Después de recibir un aluvión de comentarios a raíz del anuncio de esta coalición, el IFT difundió un documento explicativo titulado “Neutralidad de la red”. En él, el regulador da una explicación detallada del concepto de neutralidad de la red; del proceso de desarrollo, consulta y aprobación de los lineamientos de gestión de tráfico y de los 10 principios establecidos en el artículo 145 de la Ley Federal de Telecomunicaciones en los que debe fundamentar sus decisiones para normar la neutralidad de la red a través de estos lineamientos.

El instituto también habla sobre una serie de supuestos “Mitos y Realidades” en torno al anteproyecto de Lineamientos de Gestión del Tráfico y Administración de Red que ha sometido a consulta pública desde el 18 de diciembre del 2019 hasta el 6 de marzo de 2020 y concluye su monografía con un resumen sobre lo que llama el Mercado de Internet, además de un glosario de términos básicos alrededor de este concepto.  

Internet no es sólo un mercado    

Según el documento recién publicado por el IFT, el servicio de Internet “es un mercado de dos lados”. De acuerdo con el regulador, esto significa que internet es una plataforma que hace viable la interacción entre dos tipos de usuarios de los proveedores de Servicio de Internet (PSI): los usuarios finales o el público en general y los proveedores de Aplicaciones, Contenidos y Servicios o PACS, pero también como una pequeña empresa de desarrollo de aplicaciones que quiera brindar sus servicios en internet.  

Sin dar muchos detalles sobre cómo llegó a ellas, el instituto destaca tres aspectos sobre “el funcionamiento del mercado en su conjunto”:

  1. Se ha respetado el principio de neutralidad de la red, en cuanto a que todos los usuarios pueden acceder libremente a todos los contenidos, aplicaciones y/o servicios.
  2. Actualmente los PSI ya implementan diversas técnicas de gestión de tráfico, lo que les permite hacer frente a situaciones de congestión de la red, así como ofrecer una gama innovadora de servicios al usuario final. 
  3. No se tiene evidencia de que la implementación de ciertas técnicas y prácticas per se hayan ocasionado un daño en particular a algún agente económico o al ecosistema en general.  

Para Luis Fernando García, director de la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D), una de las organizaciones que impulsó la plataforma Salvemos Internet, contrario a lo que expresa en el documento, el instituto debe partir de la idea de que internet no es sólo un mercado, por lo que no hay una diferencia clara entre los llamados usuarios finales y los Proveedores de Aplicaciones, Contenidos y Servicios, sino que ambos son usuarios de internet.   

“Se entiende un poco mejor el porqué están tan mal los lineamientos, porque el instituto parte de una percepción errónea, sesgada, limitada e ignorante de lo que es internet, no sólo en términos económicos sino culturales, sociales y políticos”, dijo García en entrevista.

De acuerdo con García, los supuestos mitos y realidades contenidos en el documento del IFT confirman la interpretación que las organizaciones de la sociedad civil han hecho de los Lineamientos de Neutralidad de la Red respecto de que permite los bloqueos a contenidos y servicios específicos por razones de seguridad nacional; la oferta de servicios diferenciados, como los paquetes de zero-rating y datos auspiciados; además de que contiene disposiciones mínimas de transparencia y no ofrecen protecciones a la privacidad.

“Para justificar su argumento, el instituto afirma que muchas de estas prácticas ya existen, como si esto las validara. Más bien, esas prácticas han proliferado a partir del incumplimiento del instituto de emitir los lineamientos de neutralidad de la red”, dijo.   

Junto con R3D, las organizaciones que se han unido a la coalición Salvemos Internet son la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación (AMIC), accesnow, Artículo 19, el Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos), Civic Innovation Lab de la UNAM, la colectiva Insubordinadas, el capítulo México de Creative Commons, DataCívica, Ecoosfera, El Día Después, El Poder del Consumidor, Fósforo, Indela, el Laboratorio de Interconectividades y la organización latinoamericana Derechos Digitales.        

El acceso a internet es una cuestión de derechos humanos

Alex Argüelles, encargada de Comunicación de Derechos Digitales, coincide con García en que los conceptos alrededor de la neutralidad de la red no deben ser discutidos desde la óptica del mercado. De acuerdo con Argüelles, el acceso internet es una cuestión de derechos humanos y desde esta perspectiva es que el instituto debió haber abordado la elaboración de los lineamientos de neutralidad de la red.

“Si bien el documento intenta conectar con las necesidades de los usuarios a través de supuestos beneficios, pasa por encima de nuevo con la discusión que estamos teniendo desde Salvemos Internet que tiene que ver con los derechos humanos y de que el acceso a internet sea un amplificador de los derechos humanos”, dijo Argüelles en entrevista.

El argumento de Argüelles es que el IFT está restringiendo la discusión a las necesidades del mercado y de la economía digital, una perspectiva que a sus ojos resulta ingenua. “Es una perspectiva acotada pensar que internet solo sirve para cuestiones comerciales, ya que si bien son una parte importante de la red, un porcentaje importante de la actividad en línea no es utilizado para realizar transacciones comerciales”, dijo.     

Aunque la consulta aun no ha terminado, la publicación de este documento confirma la postura que ha tomado el IFT acerca de la neutralidad de la red y envía una mala señal a quienes han sometido sus comentarios respecto del anteproyecto de Lineamientos de Neutralidad de la Red.

[email protected]