Luego de que fue aprobado en el pleno del Senado el dictamen por el que se expide la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera (ley fintech), los actores de este sector urgieron a la Cámara de Diputados a hacer lo mismo, con la finalidad de dar certidumbre para el crecimiento de la industria.

De acuerdo con la asociación FinTech México, misma que estuvo involucrada en la elaboración del dictamen, el nacimiento de este marco normativo será en beneficio de la inclusión financiera, así como de los usuarios de servicios financieros.

“De acuerdo con cifras oficiales, 56% de los adultos en México no tiene una cuenta de banco y se estima que no más de 40% de las pequeñas y medianas empresas tienen un crédito bancario. En opinión de FinTech México, la aprobación de la ley fintech creará un marco jurídico con certidumbre para el florecimiento de la industria, en beneficio de la inclusión financiera”, indicó la asociación en un comunicado.

Para Jorge Ortiz, presidente de la asociación, un punto importante de este dictamen es que se reconoce que la información de los usuarios de servicios financieros es propiedad del cliente y no de la entidad financiera.

“Esto no se limita a datos personales en general, sino al detalle de todos y cada uno de los aspectos y movimientos de las operaciones que un usuario tenga con una entidad en lo particular. Es como el expediente médico de una persona, pero financiero”, detalló Ortiz.

El presidente de FinTech México expresó que de ser aprobada la ley se permitirá que, por medio del uso de herramientas tecnológicas (interfaces de programación de aplicación informáticas), un cliente pueda autorizar que otro intermediario financiero distinto al que usa pueda consultar todo su historial para ofrecerle servicios en mejores condiciones.

“Es similar a la portación de créditos hipotecarios o nómina, pero es información que generará más competencia a la banca y otros jugadores en beneficio de los usuarios”, mencionó Ortiz.

favorecerá competencia

La asociación precisó que de acuerdo con información oficial, los siete bancos más grandes del mercado (G7) concentran más de 80% de los activos del sector bancario mexicano y en consecuencia (es lo que representa) la información de los clientes que atienden, lo que es un obstáculo para los bancos de menor tamaño para incrementar su participación en el mercado.

“FinTech México considera que la Ley Fintech favorecerá condiciones de mayor competencia para los bancos de nueva creación y los de nicho, al tener acceso a las amplias bases de datos de los G7 y poder mejorar sus modelos de otorgamiento de crédito”, explicó.

La asociación indicó que esta ley prevé un marco normativo general, que tendrá que ser aterrizado vía disposiciones secundarias, por lo que esto último debe mantener la proporcionalidad entre la carga regulatoria de un emprendimiento y su tamaño y conserve “el impulso a la innovación a fin de que la tecnología permita avanzar en abatir el rezago en inclusión financiera”.

La asociación indicó que en el contexto de la discusión que se genere en la Cámara de Diputados sobre la iniciativa, ésta buscará el apoyo de los legisladores para comunicarles los beneficios de dicha ley.