Al aplicar la multa por 35 millones 75,000 pesos por prácticas monopólicas a siete bancos, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), “actuó conforme a derecho”, afirmó Alejandra Palacio, comisionada presidenta del órgano regulador.

“Las multas no se ponen con el estómago, se ponen con lo que dice la ley, la ley tiene agravantes, atenuantes y es muy clara en el término de la proporcionalidad, tiene que ser en proporción al daño causado. ¿De qué sirve poner una multa millonaria si luego en el Poder Judicial se cae?”, precisó Palacios.

La Cofece informó que la multa total fue impuesta a los bancos Barclays, Deutsche Bank, Santander México, Citibanamex, Bank of America, BBVA Bancomer y JP Morgan, además de a 11 personas físicas (traders), por haberse coludido en algunas operaciones del mercado secundario de servicio de intermediación de valores de deuda emitidos por el gobierno mexicano.

En entrevista con El Economista, la comisionada presidenta insistió en que más que cuestionar si la multa es chica o grande, ésta es en función de la evidencia del expediente y del daño causado al mercado.

La Cofece aclaró en un comunicado que la multa se aplicó conforme a las leyes vigentes en la fecha de la investigación (que corresponde a operaciones del 2010 al 2013), pues bajo las leyes actuales el monto sería mayor, sin aclarar más.

Por otra parte, Alejandra Palacios reconoció que “todo puede ser impugnado”, y justamente por eso se tiene una investigación conservadora, “en el sentido de que los miles de chats que analizamos, los que estamos sancionando son 142 acuerdos, porque en estos tenemos seguridad, y evidencia y contundencia, respecto a que se cometieron las conductas ilícitas que estamos sancionando”.

En este sentido, aclaró que “si no fuéramos al Poder Judicial, podríamos imponer el monto de multa que quisiéramos. Sabemos perfectamente que el Poder Judicial revisa nuestro trabajo y para nosotros es prioridad que nuestros asuntos queden firmes”.

Programa de inmunidad

Palacios explicó que ya son dos las ocasiones en las que se sanciona a los bancos por acuerdos de colusión, y ha resultado interesante, en ambos casos, el que agentes económicos se adhieren al programa de inmunidad, lo que hace que los acuerdos entre bancos hacia adelante, sean menos posible de llevarse a cabo.

“Porque los bancos saben que a lo mejor un día acuerdan, pero a lo mejor otro día alguno de éstos va y, en el marco de una investigación, pues coopera con la autoridad para salvarse y ayuda a la autoridad a llevar a cabo sus investigaciones”, explicó.

Agregó: “el sector financiero no está ajeno a que la autoridad de competencia lo revise, no está ajeno a recibir sanciones, y esto desestabiliza los acuerdos en el tiempo”.

La funcionaria destacó que también hay un tema de que los bancos prefieren no reincidir, y entonces estarán más atentos a cuidar el comportamiento de los traders. “También los traders sabrán que cuando los sancionamos ellos se ven afectados en su posibilidad de emplearse”.

Subrayó que cuando hay dos sanciones inmunes, los bancos ya saben que no necesariamente pueden llegar a acuerdos y que nadie nunca va a saber de esos acuerdos.

Bancos sí cuidan más temas de competencia

“Me parece que las investigaciones de la comisión generan cambios en el comportamiento, y yo creo que los bancos sí cuidan cada vez más los temas de competencia y estas investigaciones, y el hecho de que existan agentes que nos ayudan con estas investigaciones, hacen que en el tiempo se vuelvan menos estables los acuerdos que tienen entre bancos para no molestarse entre sí”, puntualizó.

Cómo operaban

En su comunicado, la Cofece precisó que los bancos se coludieron en algunas operaciones a través de mensajes (chats) utilizando las plataformas tecnológicas de comunicación que contratan las instituciones financieras como herramientas de trabajo.

Esta investigación se inició en el 2017 y el 14 de enero pasado se emitió una resolución final, aunque desde el 2019 se informó que había indicios de colusión.

En días pasados la comisión hizo las notificaciones correspondientes a los agentes económicos involucrados, y ahora la ley les otorga a éstos el derecho de acudir al Poder Judicial de la Federación.

La Cofece detalló que se acreditó que los bancos y traders mencionados establecieron 142 acuerdos contrarios a la Ley Federal de Competencia Económica (LFCE), para manipular precios, establecer la obligación de no comercializar y/o no adquirir ciertos valores gubernamentales en transacciones específicas (no acuerdos generales), ya sea porque necesitaban lograr un equilibrio entre bonos de corto y largo plazos; o mantener un balance entre sus ganancias o pérdidas; que algunos bonos tuvieran cierto volumen de operación o aumentar sus ganancias, acciones que tuvieron un impacto directo sobre el precio de los instrumentos en el mercado secundario.

“Con estas conductas, se generó un daño al público inversionista que adquirió los bonos objeto de la colusión”, puntualizó.

Este mercado debe ser confiable y competitivo, ya que puede impactar las finanzas públicas y en las posibilidades para ahorrar entre el público inversionista. La autoridad antimonopolio en México refirió que estas prácticas anticompetitivas habrían generado un daño al mercado por 29 millones 389,000 pesos. “Por ejemplo, en uno de los casos el acuerdo fue para aumentar el precio de cotización que darían a una Afore”.

Monto de sanciones

La comisión aclaró que existe una metodología para el cálculo de los montos de las multas que se aplican en todos los casos que atiende, la cual está basada en el principio constitucional de proporcionalidad con base en el daño acreditado al mercado, como lo reiteró la comisionada presidenta.

“La capacidad económica del sancionado sirve para fijar, en su caso, el tope máximo”, enfatizó.

Santander México no acepta imputaciones

Santander México no aceptó las imputaciones y comunicó que recurrirá a los tribunales federales a fin de combatir legalmente esta determinación, “ya que no participó en prácticas monopólicas absolutas ni obtuvo beneficio alguno de los supuestos arreglos”, argumentó.

En un posicionamiento, el banco detalló que la Cofece le notificó su decisión de aplicar una multa por supuestamente participar en prácticas monopólicas absolutas en el mercado secundario de valores gubernamentales, y que de los 28.7 millones de pesos que se impusieron a siete bancos, a Santander le corresponden 622,901 pesos.

Resaltó que la multa señalada para Santander México, demuestra la falta de materialidad de las acusaciones y de los hallazgos encontrados en la investigación, así como la desinformación por parte de algunos actores que especularon con multas multimillonarias a las instituciones investigadas.

El banco reiteró que su actuación ha estado siempre apegada a la norma y a códigos de conducta que evitan prácticas incorrectas.

BBVA: respetamos resolución

En tanto, BBVA México, expuso que tiene una interpretación diferente a la que la Cofece ha llegado en las conclusiones que ha hecho públicas con su resolución, la cual, aseguró, respeta y seguirá analizando con profundidad, incluyendo los siguientes pasos que deban darse tras este anuncio.

“La institución financiera siempre ha sido y seguirá siendo absolutamente respetuosa del papel que representan nuestras autoridades y reguladores, incluyendo todas las decisiones que sean tomadas al alcance de su materia y atribuciones”, señaló.

Agregó que, concretamente en materia de competencia, refrenda su compromiso de cumplir con la legislación, por lo que continuará aplicando su código de conducta y políticas internas, y seguirá reforzando sus controles en la materia, de conformidad con las mejores prácticas nacionales e internacionales.

eduardo.juarez@eleconomista.mx