Carlos Noriega Curtis, Jefe de Unidad de Seguros, Pensiones y Seguridad Social de la SHCP, dijo durante su participación en el Parlamento Abierto en la Cámara de Diputados que el sistema de pensiones es una de las razones de ser del Estado y no se puede aspirar a ser un Estado moderno si no se da prioridad al sistema de pensiones.

“Por lo tanto la reforma a las pensiones no es una reforma de una administración o de un partido político, es política de Estado. El Parlamento Abierto nos brinda la oportunidad de ver y revisar nuestro sistema de pensiones”, dijo.

Aseguró que una de las características de esta reforma es promover el ahorro voluntario con un sistema de pensiones de aportaciones fijas y, también, mencionó que un trabajador debe de tener el derecho a incrementar su pensión a través del ahorro voluntario.

“Se propone un esquema que ha probado su virtudes en varios países de Europa, Estados Unidos y Japón, en este sentido, la idea es desarrollar un esquema donde el trabajador tenga derecho a incrementar su ahorro y en esa medida el patrón se vea obligado a incorporar a los trabajadores a este esquema”, dijo en el inicio de las actividades del Parlamento Abierto en la Cámara Baja.

En la iniciativa de reforma se propone aumentar las cuotas patronales de 5.15 a 13.88% para el 2030; las aportaciones del trabajador no tendrán cambios y permanecerán en 1.13 por ciento. La aportación del Estado se reorientará para beneficiar a los trabajadores de menores ingresos, pero se mantendrán en 0.225 por ciento.

Por su parte, Abraham Vela Bid, presidente de la Consar, declaró que el sistema de cuentas individuales llegó para quedarse y será fortalecido con el proyecto de decreto que el Presidente ha enviado al Congreso aunque declaró que no es la reforma “que nos gustaría ver”.

Sin embargo, es la reforma que a juicio del Presidente hoy es posible impulsar con el apoyo de un amplio consenso de los sectores de la sociedad, dijo.

En este sentido, Vela Dib, declaró que esta reforma es la más importante del sexenio porque atiende una deuda pendiente con los mexicanos y en estos momentos se ha vuelto impostergable.

En su participación, Bernardo González Rosas, presidente de la Amafore, comentó que la reforma no atiende a la equidad de género y las desventajas que tiene las mujeres frente a los hombres en el mercado laboral y de pensiones.

Explicó que al bajar de manera abrupta las comisiones que cobran las afores a 0.54%, como se plantea en la reforma, impactará la viabilidad y la operación de éstas.

“El 50% de la industria tendría pérdidas inmediatas si se adopta el promedio que se establece en la iniciativa. Tendrían que cerrar varias (afores) y esto perjudicaría a los trabajadores porque tienen menos opciones para decidir quién administra sus recursos”, dijo.

La reforma no es integral: CIEP

Alejandra Macías, directora de investigación del CIEP, dijo que la oportunidad para que esta reforma sea integral se está perdiendo, si sólo se enfoca a los trabajadores del IMSS.

“Creemos que las acciones que se están haciendo para el sistema de pensiones, en específico del IMSS van en la dirección correcta, sin embargo es necesario pensar algo más integral. Sobre todo por el nivel del gasto en pensiones en el país que es de 1.2 billone(...) Uno de cada cinco pesos del presupuesto se va a pensiones”.

valores@eleconomista.mx