En el Foro México Incluyente, organizado por el Instituto Aspen y Grupo Financiero Banorte, quedó de manifiesto que, pese a los esfuerzos realizados tanto por las autoridades como las instituciones privadas, aún queda mucho por hacer en materia de inclusión financiera en el país.

El desconocimiento, la desconfianza y el miedo son algunos de los factores que, según especialistas, inhiben que más personas se acerquen a los servicios financieros formales ya existentes. Pero se hizo énfasis también en que la economía informal es uno de los principales lastres para la inclusión.

Alberto Gómez Alcalá, presidente ejecutivo de la Asociación de Bancos de México (ABM), explicó que aunque millones de personas que están en la informalidad pudieran estar bancarizadas, no lo hacen ante el temor a ser fiscalizados. Además, dijo, hay un desconocimiento de la gente sobre las alternativas que tiene.

No obstante, el banquero destacó que la Política Nacional de Inclusión Financiera que se presentó en junio del 2016, es un paso en la dirección correcta, ya que abarca temas como la oferta, demanda, protección y evaluación de propuestas en la materia.

Refirió que productos pasivos como las cuentas de nómina pueden ser factores que impulsen un mayor acceso a servicios financieros. Hay un menú de ofertas crediticias por captación vía nómina .

En el tema de innovación, Gómez Alcalá mencionó la importancia de las fintech y el que los bancos se estén acercando a esta industria para trabajar de manera conjunta. En el caso de la banca móvil, comentó que el avance que se ha tenido en este tema, en pocos años, ha sido impresionante y hoy millones de clientes de la banca tienen una cuenta en el celular.

Jaime González Aguadé, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores coincidió en que falta mucho por hacer en materia de inclusión financiera, tanto de parte de la regulación como de los intermediarios.

Argumentó que el objetivo de la comisión es proteger los recursos de los mexicanos, y que por ello la regulación es muy estricta en temas como la prevención del lavado de dinero. Sin embargo, mencionó que con ello no se busca que haya una menor inclusión financiera.

Expresó que los más de 500 cambios que ha habido en la regulación financiera en lo que va de la administración han tenido el objetivo de generar las condiciones para que haya mayor competencia y los mexicanos se acerquen a los servicios financieros.